29/06/2015 | BELLA VISTA, CORRIENTES
Con el aporte de investigadores del CONICET, se inauguró el museo paleontológico de Toropí
Se trata de un centro único en la región, que pretende consolidarse como un espacio para la promoción y el desarrollo de la ciencia.
El paleomuseo exhibe las colecciones en las que intervinieron equipos de CONICET. Foto: CCT CONICET Nordeste.

Tras casi un año de preparativos, el domingo 28 de junio fue inaugurado el Museo Paleontológico de Toropí, un centro que exhibe los hallazgos producidos durante más de dos décadas en un yacimiento ubicado en las afueras de la localidad correntina de Bella Vista. Un grupo de investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) fue el encargado de promover este proyecto, que aún tiene varias instancias pendientes y que pretende consolidarse como un espacio para la promoción y el desarrollo de la ciencia.

La inauguración del Paleomuseo Toropí movilizó a gran parte de la comunidad de Bella Vista, que en los últimos meses empezó a tomar conciencia del enorme potencial científico y turístico que tiene el yacimiento. La apertura oficial al público se realizó el domingo 28, tras un acto del que participaron el gobernador de la provincia de Corrientes, Dr. Ricardo Colombi; el presidente del Instituto de Cultura de Corrientes, Arq. Gabriel Romero; la rectora de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), Prof. Delfina Veiravé; el director del CCT CONICET Nordeste, Dr. Gustavo Aucar y el intendente e la ciudad de Bella Vista, Walter Chavez, entre otras autoridades provinciales y locales.

Luego del tradicional corte de cintas, se realizó una recorrida por las distintas salas del museo, que fue montado en el edificio de la Casa de la Cultura, ubicada en pleno centro de la ciudad de Bella Vista. La instalación de los fósiles y de los materiales que son expuestos en el lugar, demandó un intenso trabajo de especialistas, tanto del CONICET como del Instituto de Cultura de Corrientes, que colaboró activamente para que el proyecto se hiciera realidad.

Una de las principales oradoras del acto de inauguración fue la Dra. Alicia Lutz, investigadora del Centro de Ecología Aplicada del Litoral (CECOAL, CONICET-UNNE), quien dedicó varios años de su carrera científica al estudio de los fósiles hallados en el yacimiento. “Vamos a seguir trabajando para la creación de un geoparque en Toropí, y para que sea reconocido a nivel nacional e internacional”, aseguró.

Visiblemente emocionada, la científica destacó el trabajo realizado por el equipo de investigadores del CONICET que promovió junto a ella el proyecto, encabezado por el Dr. Alfredo Zurita y el Dr. Ángel Miño Boilini. Además, resaltó el gran aporte presupuestario y logístico que se brindó a través del Instituto de Cultura de Corrientes, la intendencia de Bella Vista y las gestiones que, desde la Oficina de Vinculación Tecnológica (OVT) de CONICET Nordeste, realizó el Lic. Alejandro Quenardelle.

El acto continuó con la entrega de reconocimientos a los ganadores de un concurso de fotografía que se realizó en los terrenos del yacimiento y la exposición de un video institucional del Paleomoseo Toropí, que produjo el Instituto de Cultura. La cinta repasó las experiencias del trabajo coordinado por Lutz, Zurita y Miño y sumó los testimonios de algunos de los guías que actualmente están trabajando en el lugar y de otros actores que intervinieron en el proyecto.

Acerca del museo

El Paleomuseo Toropí expone las colecciones pertenecientes a la UNNE, compuestas por los hallazgos realizados por diversos grupos de investigadores desde la década del 70 en el yacimiento, ubicado a unos 120 kilómetros de la ciudad de Corrientes, en las afueras de Bella Vista. Los fósiles corresponden a grandes mamíferos que habitaron la zona en un período comprendido entre 30 y 50 mil años atrás.

Por sus características, los investigadores indican que el potencial de Toropí es enorme y que el yacimiento permitirá continuar con el desarrollo de trabajos de relevancia nacional e internacional. El proyecto que comenzó a cristalizarse con la inauguración del museo, también prevé la creación de un geoparque, además de un centro de interpretación y otros recursos, que permitirán el desarrollo científico y turístico del lugar.