18/05/2017 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
Articular ciencia e industria en alimentos
Investigadores del CONICET participaron del 4to Workshop de Sistemas Nacionales que tiene como objetivo potenciar el desarrollo y la innovación del sector cárnico y derivados.
Pilar Peral García, investigadora del CONICET. Foto: gentileza MINCyT.
Carmelo Felice, investigador del CONICET. Foto: gentileza MINCyT.
Autoridades durante la apertura. Foto: gentileza MINCyT.
De izq. a der.: Erica Stacey (INTA), Norberto Kapfer (CRYOVAC), y Gabriela Grigioni (CONICET e INTA). Foto: gentileza MINCyT.

La actividad se llevó a cabo en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y fue organizada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (MINCyT) y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). La apertura estuvo a cargo del licenciado Agustín Campero, secretario de Articulación Científico Tecnológica, el Mg. Martín Guinart, director Nacional de Desarrollo Tecnológico e Innovación, el doctor Sergio Matheos, subsecretario de Coordinación Institucional del MINCyT, y el ingeniero Ricardo Negri, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca del Ministerio de Agroindustria.

Por parte del CONICET, estuvieron presentes el doctor Carlos Van Gelderen, miembro del Directorio, y Juan Soria, director de Vinculación Tecnológica.

Durante la apertura, Campero destacó los desafíos que tiene el país. Por un lado, mencionó la federalización de la ciencia y la tecnología, y por el otro, la vinculación del conocimiento con la producción y el desarrollo. “Esto impactará en la calidad de vida de los argentinos y en la creación de empleos de calidad”, sostuvo.

A su turno, Matheos se refirió a la relevancia de los Sistemas Nacionales –en la cual está enmarcado el Workshop– que tienen como objetivo alcanzar una utilización eficiente de los grandes equipamientos y una mejor organización y acceso a las bases de datos científicos existentes en las distintas instituciones de ciencia y tecnología de todo el país. Cabe destacar que el sector elegido para las ediciones 2017 es el de Alimentos por su elevada competitividad y por la criticidad de su producción para la ciudadanía.

“Esta actividad tiene por objeto unir ciencia y tecnología con producción”, afirmó Guinart luego de agradecer a las organizaciones participantes. Por su parte, Negri remarcó la importancia de la actividad y de la agroindustria como “uno de los motores de desarrollo más importantes del país”.

El encuentro tuvo como objetivo vincular a los sectores científicos y productivos a partir del aprovechamiento de los grandes equipamientos y del personal altamente calificado disponibles en las instituciones científicas de todo el país, y se focalizó en fomentar los intercambios entre las empresas tractoras y potenciales proveedores, investigadores, estudiantes y emprendedores.

Casos de éxito

Durante el Workshop se presentaron casos que vinculan al sistema científico y tecnológico con el sector privado articulando ciencia e industria. El primer caso llamado “Ciencia e industria unen esfuerzos para abrir nuevos mercados” tuvo como protagonistas al ingeniero Norberto Kapfer de la empresa CRYOVAC, y  a la doctora Gabriela Grigioni, investigadora del CONICET y del Instituto de Tecnología Agropecuaria (INTA).

“Fue un trabajo que realizamos junto a la empresa CRYOVAC por demanda de un frigorífico alemán. El mismo exigía saber la vida útil de carne refrigerada envasada al vacío a distintas temperaturas. Se hicieron análisis microbiológicos y sensoriales y se determinó el período de vida útil”, explicó Grigioni. Estos informes arrojan resultados detallados que sirven a nivel comercial para abrir mercados en Alemania, Paraguay e Israel.

Luego, el doctor Carmelo Felice, investigador del CONICET en el Instituto Superior de Investigaciones Biológicas (INSIBIO, CONICET-UNT), expuso acerca de “Métodos rápidos para monitoreo de calidad de alimentos”. En primer lugar, explicó la vinculación con la empresa TecnoVinc y habló de Quantibac, un equipo que sirve para detectar y cuantificar microorganismos de un variado origen (clínico, industrial, investigación).

Esta tecnología fue desarrollada en el Departamento de Bioingeniería de la Universidad Nacional de Tucumán, y el INSIBIO, y está basada en dos tesis doctorales, publicaciones en revistas científicas de primer nivel de difusión internacional, patentes, y trabajos presentados en Congresos nacionales e internacionales.

Además, de interés para la industria cárnica Felice desarrolló un medidor de terneza que reemplaza a paneles organolépticos. “Hemos trabajado con el INTA, la Universidad Nacional de Colombia, y frigoríficos de Argentina y Colombia. Es una tecnología bastante probada”, explica.

Por último, la doctora Pilar Peral García, flamante directora del Centro Científico Tecnológico (CCT) CONICET La Plata, y directora e investigadora del Instituto de Genética Veterinaria “Ingeniero Fernando Noel Dulout” (IGEVET, CONICET – UNLP), expuso sobre la genómica para la cadena cárnica: selección, trazabilidad y seguridad alimentaria. Desde 2008, desde el IGEVET desarrollan Servicios Tecnológicos de Alto Nivel (STAN) tales como: Identificación genética: determinación de la especie animal de origen en alimentos o muestras biológicas, Capacitación y asesoramiento en calidad microbiológica en la cadena de producción-comercialización de carne bovina, entre otros.

“Estamos trabajando con empresas chinas para la determinación de carne de origen argentino en China, y también con empresas más novedosas como trabajar en temas de heparina –sustancia anticoagulante natural- y poder detectar si la misma tiene la riqueza de la misma o si ese componente viene de carne bovina o de carne de cerdo. Eso tiene que ver con los mercados de exportación”. Por último, la doctora en Ciencias Naturales destacó el trabajo que realiza el IGEVET en la Red de Seguridad Alimentaria.

Agregó que: “Todos debemos contarles a la sociedad lo que hacemos y si podemos interactuar y lograr financiamiento que no sea siempre de las mismas entidades, interaccionar con las empresas, tratar de darle un valor agregado a todo lo que uno desarrolla. Es un desafío sumamente importante”, concluyó Peral García.

En los intervalos de las exposiciones se llevaron a cabo Rondas de Tecno negocios con el fin de explorar y articular posibles soluciones a problemáticas afines a la empresa que requieren idear nuevos procesos, desarrollos tecnológicos o innovaciones.

A continuación, algunas de las temáticas en las que participaron investigadores del CONICET:

-Reactor para hidrolizar cuero animal para obtención de colágeno y gelatinas.
-Desarrollo de un software avícola para la mejora de la productividad y seguimiento de traslado en toda la cadena de valor.
-Investigación para la reutilización de desechos de los distintos sectores productivos de alimentos con destino a ser incorporados a la dieta avícola.
-Línea de Producción de Embutidos de carnes.
-Aprovechamiento de los subproductos derivados de la re-utilización de residuos.
-Alternativas de energías para desarrollar BIODIESEL – Tratamiento de efluentes.
-Desarrollo de tecnología para el aprovechamiento de la sangre, generando valor agregado (ej. Psicultura alimento a base de sangre bovina por sus nutrientes).
-Packaging para comercializar carne empaquetada.
-Tratamiento de efluentes.
-Uso del contenido Ruminal.
-Biodigestores.
-Tipificación- sistema computarizado para clasificar los recortes de acuerdo a la relación magro/grasa de los mismos.
-Incorporación de: automatismo y sensado en maquinaria; equipos portátiles para control de procesos; incorporación de sistema de prensado en moldes para obtener producto  “barra de jamón doble” totalmente uniforme, con el mismo peso en cada loncha y el propósito de minimizar las mermas generadas en el proceso de fileteado.
-Filtros de alta presión, inexistentes en el país.
-Sistema de Cámara de maduración Húmeda.
-Sistemas de Tipificación: Reemplazo del método de tipificación a ojo humano  por sistema informático.
-Reutilización de contenido ruminal vacuno proveniente de frigoríficos.
-Generación de energía a través de residuos propios.