12/04/2013 | Y-TEC YPF TECNOLOGÍA
“Y-TEC es un ejemplo de como el CONICET puede organizarse y contribuir al impulso de sectores estratégicos para el país”
Santiago Sacerdote, vicepresidente del CONICET, cuenta los avances en la empresa creada entre YPF y el Consejo. El nuevo edificio y las líneas de investigación y desarrollo
Santiago Sacerdote, vicepresidente de Asuntos Tecnológicos del CONICET y Director General Adjunto de YPF Tecnología

En diciembre la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, anunciaba la creación de YPF Tecnología. Tres meses después, la empresa creada por YPF, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación y el CONICET, avanza en su puesta en funcionamiento y en sus diferentes líneas de investigación y desarrollo.

Santiago Sacerdote, vicepresidente de Asuntos Tecnológicos del CONICET y Director General Adjunto de YPF Tecnología, cuenta que la empresa ya se creó formalmente, con una participación en las acciones del 51 % por parte de YPF y 49% de CONICET. Detalla que la empresa, que a partir de ahora se llamará Y-TEC, significa una “fuerte e importante apuesta” para ambos socios.

“YPF ha transferido a Y-TEC la totalidad de los recursos humanos, equipos e infraestructura de investigación y desarrollo que componían su histórico Centro de Tecnología Aplicada (CTA) ubicado en Berisso, y confiará en la nueva empresa todos sus requerimientos de I+D y servicios tecnológicos que demandará esta nueva etapa de desarrollo de YPF”.

Asimismo, señala Sacerdote, “por nuestra parte estamos recorriendo todo el CONICET y convocando a los investigadores a sumarse a los equipos de trabajo. Queremos en dos años triplicar la dotación de científicos de Y-TEC y llegar a contar con 250 personas en los distintos grupos de investigación. Igualmente, Y-TEC seguirá manteniendo un vínculo activo con distintos institutos con los cuales articulará la ejecución de proyectos específicos de I+D. El Ministerio ha aprobado ya algunos de estos proyectos y su financiamiento permitirá la incorporación de equipamiento de punta tanto en la empresa como en los institutos.”

En cuanto a la orientación general de la empresa, Sacerdote explica que “Y-TEC es una empresa esencialmente de tecnología, y va a buscar generar y aplicar conocimientos en distintas áreas de la industria energética y ser referente internacional en la materia”. Y agrega que “desde el punto de vista tecnológico, en el sector de la energía el país enfrenta grandes desafíos asociados a la explotación de las reservas no convencionales y la diversificación de las matriz energética aprovechando las energías renovables”.

“De esta forma, Y-TEC centrará su esfuerzo inicial en generar capacidades únicas en torno a recursos humanos y equipamiento de primer nivel, y focalizará sus actividades en la investigación orientada a generar soluciones tecnológicas de alto impacto para el sector, y en la prestación de servicios de desarrollo tecnológico a las PyMEs que acompañen este proceso”.

Consultado sobre las líneas de investigación de la nueva empresa, Sacerdote explica que “si bien Y-TEC tendrá como uno de sus objetivos prioritarios generar y aportar conocimientos para la rápida y eficiente explotación de los yacimientos no convencionales que posee el país, trabajará también en la generación de tecnologías para obtener una mayor producción en yacimientos maduros (upstream), para la optimización de procesos petroquímicos y generación de nuevos subproductos (downstream), y para el desarrollo de distintas energías renovables que la Argentina posee y aún no ha aprovechado su enorme potencial”.

El desarrollo de yacimientos no convencionales ha sido señalado como la gran oportunidad y el gran desafío del país en materia energética. En este sentido, el vicepresidente explica que “Argentina tiene la oportunidad de desarrollar sus yacimientos con tecnología propia, es decir, la oportunidad no es solamente extraer y aprovechar los recursos energéticos, sino también generar una empresa de tecnología referente en el rubro. Tiene las capacidades para hacerlo”.

“Desarrollar Y-TEC significa que el Proyecto YPF, que es para mí el proyecto de desarrollo más importante que ha tenido el país en los últimos 40 años, se pueda llevar adelante con tecnología argentina y con empleo argentino. Significa no sólo un paso más en el camino hacia la soberanía energética, sino también, a la soberanía tecnológica a la que debiéramos aspirar en sectores estratégicos”, afirma.

Finalmente, Sacerdote detalla que “un objetivo no menor de Y-TEC será impulsar la cadena de valor nacional, transfiriendo conocimientos y apoyando el desarrollo de un entramado PyME tecnológico en el sector”.

“Un edificio emblemático de la ciencia”

La sede de Y-TEC se construirá en un terreno de 5 hectáreas situado en el partido de Berisso, próximo a las instalaciones de YPF y a otros Institutos CONICET, el cual fue comprado por los socios a la Universidad Nacional de La Plata.

“La empresa hoy tiene algo más de 100 personas y proyectamos un edificio para un grupo de investigación de 250 personas en unos 11.000 metros cuadrados, en los cuales habrá también un sector específico para grandes equipamientos y plantas pilotos. Es un edificio que será emblemático de la ciencia”, explica Sacerdote. En el predio contiguo, la UNLP proyecta la construcción de un Centro Regional de Extensión Universitaria y un parque de uso público de 40 hectáreas.

Para el diseño del edificio, en diciembre de 2012 se lanzó un concurso privado de ideas en el cual participaron 7 destacados estudios de arquitectura con amplios antecedentes en el desarrollo de edificios destinados a la investigación. Tomando estas propuestas, YPF, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, el CONICET y la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) eligieron recientemente el diseño arquitectónico ganador para la futura sede de Y-TEC.

El proyecto seleccionado correspondió al trabajo realizado por el estudio Antonini, Schon, Zemborain, y bajo el nombre de “Anillo” propone la realización de un edificio con una planta cilíndrica, con dos niveles, vinculando el cuerpo central a un volumen anexo que albergará las plantas piloto.

En relación a los tiempos de obra, Sacerdote detalla que “ahora se inicia período de 4 meses en el que se desarrollará en detalle el proyecto ejecutivo, y esperamos que en el segundo semestre comience la obra, que duraría unos 15 meses, finalizando a fines del 2014”. Y completa informando que “el edificio nos permite el crecimiento previsto y podría anexar en una segunda fase instalaciones por otros 10.000 metros cuadrados”.

La propuesta fue elegida por un jurado que integraron el presidente de YPF, Miguel Galuccio, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, el presidente del CONICET, Roberto Salvarezza, y el rector de la UNLP, Fernando Tauber.

Y-TEC y el CONICET

“La experiencia de Y-TEC es muy significativa para el CONICET, no porque es la primera empresa en la que participa como accionista, que sería un dato menor, sino por el rol protagónico que adoptamos a través de Y-TEC en el proyecto de desarrollo país”, sostiene Sacerdote, y agrega que “además es importante porque empieza a moldear una forma de organizarse y de organizar la transferencia de tecnología en el marco de grandes proyectos dentro del Consejo”.

El vicepresidente del organismo sostiene que “es posible identificar en la comunidad científica una creciente vocación por involucrarse personal e institucionalmente con las necesidades y oportunidades de la sociedad, y ver de qué manera podemos generar y aportar conocimiento en áreas estratégicas”, y concluye “en este caso, una de esas grandes oportunidades es el desarrollo de los recursos energéticos del país”.

“Al ser una empresa en la cual somos parte, Y-TEC está siendo un canal natural y dinámico de canalización y transferencia de desarrollos para una determinada área del conocimiento, que en este caso es la energía. Esta experiencia está siendo muy buena, y habría que pensar si no es conveniente y posible replicarla en otras áreas estratégicas donde Argentina cuenta con capacidades para la generación de conocimientos y oportunidades para transformarlos en aplicaciones y tecnologías de alto impacto social y económico”.

Por consultas sobre Y-TEC dirigirse a vptecno@conicet.gov.ar.