Nota - 3/10/2022
21/09/2022 - NOTICIAS INSTITUCIONALES

Se entregaron los Premios Fundación Bunge y Born a dos especialistas en Nanociencia del CONICET

Se trata del investigador del Consejo Galo Soler Illia, reconocido con el Premio Científico y de la científica del CONICET María Alejandra Molina, Premio Estímulo.

En un acto realizado en el Centro Cultural de la Ciencia (C3) se hizo la entrega oficial de los Premios Científicos 2022 de la Fundación Bunge y Born. El reconocimiento estuvo destinado a quienes investigan nanociencias. El ganador del Premio Científico es el investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Galo Soler Illia, quien diseña y produce nanosistemas con arquitecturas inteligentes y propiedades a medida. Por su parte, el Premio Estímulo fue otorgado a la científica del Consejo, María Alejandra Molina, quien lidera desde 2016 una línea de investigación orientada a la nanotecnología, utilizando nanomateriales inteligentes para terapias avanzadas en biomedicina y veterinaria. Estuvieron presentes, la presidenta del CONICET, Ana Franchi, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT), Daniel Filmus; el presidente de Fundación Bunge y Born, Jorge Born y el Director Ejecutivo de Fundación Bunge y Born, Gerardo della Paolera.

La presidenta del CONICET Ana Franchi manifestó el orgullo por el reconocimiento que recibieron profesionales como Galo Soler Illia y María Alejandra Molina por parte de la Fundación Bunge y Born. En esta linea, resaltó la excelencia de ambos en nanociencia, el desarrollo de sus carreras y su capacidad para formar e inspirar a nuevas generaciones.

En su discurso, el Ministro Filmus afirmó: “Este premio tiene que ver con el esfuerzo, la dedicación y la capacidad, y hoy se lo han dado a dos grandes científicos y a dos grandes personas. Son gente que tiene mucho compromiso personal, la capacidad de trabajar en grupo, y la de transmitir y formar a nuevas camadas de profesionales. Eso es invalorable”.

Asimismo, el Ministro de Ciencia reflexionó sobre la necesidad de políticas de Estado: “No hay que volver a las políticas pendulares, tenemos que saber que nada en educación, que nada en ciencia y tecnología se puede lograr de un día para el otro, no se puede estar atados a los calendarios electorales ni depender de los gobiernos de turno sino estamos volviendo a empezar siempre”. Y concluyó acerca de los premiados: “Ustedes son un ejemplo de lo mejor que tenemos en Argentina, que es el talento de nuestra gente y la capacidad de construir soberanía”.

Durante su discurso, el presidente de la Fundación Bunge y Born, Jorge Born, expresó: “Estamos aquí para celebrar los logros de Galo y María, dos científicos notables. Luego de la pandemia, si estamos en esta entrega de premios es mérito de la ciencia, la humanidad entera le debe un gracias a la ciencia. Luego de destacar los 59 años del premio al mérito científico que realiza ininterrumpidamente la Fundación, sostuvo: “Es un premio de los científicos a sus pares, por eso el prestigio del premio. El jurado valoró la formación de alumnos y de equipos, no solo es importante investigar sino enseñar. Creemos profundamente en Argentina, por eso debemos apostar y aportar a su futuro y desarrollo. El método científico construye sobre el pasado pero proyecta siempre hacia adelante. La Fundación Bunge y Born apunta a seguir esos valores”.

Finalmente, el director ejecutivo de la Fundación, Gerardo della Paolera, expresó: “Es un honor para nosotros reconocer el trabajo de las nanociencias, el trabajo que hace la Fundación y agradezco al jurado de expertos”.

La Nanotecnología como disciplina científica

Es la que estudia los fenómenos y la manipulación de materiales a escala nanométrica (un nanómetro equivale a la millonésima parte de un milímetro). Y fue el área seleccionada por la Fundación Bunge y Born por sus aportes clave en el estudio de enfermedades, la industria farmacéutica, alimenticia y energética, entre otras.

En este marco, el galardón principal fue otorgado a Galo Soler Illia, quien se desempeña en el Instituto de Nanosistemas (INS-UNSAM). Soler Illia, agradeció a la Fundación por el reconocimiento, a su familia, maestros/as y sus discípulos/as por el ser el incentivo de su avance en la investigación científica. “Creo que esto es un premio a una trayectoria que tiene ya casi 20 años en Argentina, en la cual hice la mejor investigación posible con los medios que tuve, fui respaldado por diversas instituciones, como el CONICET, la Comisión Nacional de Energía Atómica y la Universidad Nacional de San Martín, a quienes agradezco”. Además, resaltó el reconocimiento a su colega María Alejadra Molina, “que representa a una nueva generación de brillantes talentos y que demuestra que la igualdad en ciencia debe ser nuestro camino”.

Por otro lado, remarcó: “Siempre quise hacer ciencia original; imaginé a la ciencia como un camino, una aventura en la cual estamos todo el tiempo descubriendo. Hago investigación con el propósito de poder dejar la vocación a las generaciones que vienen. Y además, la investigación también es enseñar, enseñar lo que investigamos para que la gente aprenda cada vez más y se pueda traducir en el desarrollo para un país mejor”.

La ganadora del Premio Estímulo 2022 es María Alejandra Molina, quien se desempeña en el Departamento de Química de la Facultad de Ciencias Exactas Físico-Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Río Cuarto. Molina, se siente honrada con el reconocimiento y manifiesta. “Que hayan pensado en mí como referente de las nanociencias en Argentina es muy importante. Por esto renuevo mi compromiso con la ciencia, la investigación y la Universidad pública. Recibir distinciones es siempre muy gratificante y a la vez, un incentivo a seguir realizando ciencia de calidad. A veces se hace cuesta arriba hacer investigación pero todos los que nos dedicamos a esto lo hacemos con muchas ganas, mucho amor y dedicación. En este marco, agregó “quiero destacar la política de financiamiento por parte del Estado Nacional al sistema científico tecnológico”.

“Aprovecho para destacar la participación de las mujeres en la ciencia y la importancia de aplicar políticas de género adecuadas. Las mujeres nos encontramos bajo el techo de cristal, según el diagnóstico sobre la situación de las mujeres en ciencia y tecnología publicada en febrero de este año por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, solo el 31% de los puestos directivos de los organismos de ciencia y tecnología son ocupados por mujeres, de acuerdo a las estadísticas que el propio Ministerio viene realizado la mayoría de quienes investigamos en Argentina somos mujeres. Sin embargo, se evidencia claramente que accedemos en menor medida que los varones a las categorías más altas de la carrera de investigación” puntualizó la investigadora Molina.

Este año, la presidencia del Jurado estuvo a cargo de Gustavo Adolfo Rivas (Universidad Nacional de Córdoba) y su vicepresidente fue Noemí Zaritzky (Universidad Nacional de La Plata), Premio Fundación Bunge y Born 2015. Los vocales fueron Marcelo Kogan (Universidad de Chile), César Barbero (Universidad Nacional de Río Cuarto) y Susana Córdoba de Torresi (Universidad de São Paulo).

Por su parte, el Comité de Selección tuvo como presidente a Alejandro Olivieri (Universidad Nacional de Rosario), y su vicepresidenta fue Vera Álvarez (CONICET-UNMdP), Premio Estímulo Fundación Bunge y Born 2015, entre otros destacados y destacadas científicas.

Del encuentro participaron, el vicepresidente de Asuntos Científicos del CONICET, Mario Pecheny, el vicepresidente de Asuntos Tecnológicos del CONICET, Roberto Rivarola y la integrante del Directorio del CONICET, Graciela Ciccia, referentes de la ciencia y tecnología de Argentina, autoridades nacionales y ganadoras y ganadores anteriores del premio.

Los premios científicos Fundación Bunge y Born El Premio Fundación Bunge y Born y el Premio Estímulo se otorgan desde 1964 y 2001, respectivamente. Entre las figuras galardonadas se destacan el Premio Nobel argentino Luis Federico Leloir (1965, Medicina) e investigadores como: Rolf Mantel (1993, Economía), Roberto Salvarezza (2012, Química), Gabriel Rabinovich (2014, Medicina Experimental), María Beatriz Aguirre-Urreta (2016, Paleontología), Carlos Balseiro (2017, Física) y Víctor Yohai (2018, Matemática).