INVESTIGADORES
BUTELER micaela
congresos y reuniones científicas
Título:
Uso de la estrategia Push-Pull para el control de hormigas cortadoras del genero Acromyrmex sp. en plantaciones de Salicaceas del Bajo Delta del Río Paraná
Autor/es:
PERRI DAIANA; FERNANDEZ, PATRICIA; BUTELER, MICAELA; GOROSITO, NORMA
Reunión:
Jornada; JASAFO; 2014
Resumen:
El Delta del Paraná posee una creciente producción forestal de Salicáceas. Esta producción convive con algunas especies del género de hormigas cortadoras Acromyrmex, las cuales son consideradas plaga por causar grandes pérdidas en plantaciones forestales. Habitualmente se las controla con productos químicos de síntesis que en general, son de amplio espectro, y pueden causar enfermedades crónicas y provocar contaminación ambiental, además de generar resistencia. La estrategia ?Push-Pull? establece la manipulación comportamental de los insectos plaga, por medio de la integración de estímulos que actúan haciendo que el recurso protegido sea poco atractivo para la plaga (estímulo ?push?), mientras la direcciona hacia un recurso atractivo (estímulo ?pull?) donde es subsecuentemente removida (Cook, et al. 2007). Los estímulos más utilizados son los semioquímicos, ya que son compuestos específicos, de baja toxicidad, que no generan resistencia, lo que hace a ésta estrategia ambientalmente segura. Los objetivos del trabajo fueron: evaluar la naranja, Citrus sinensis L. (Rutaceae), como atractante (estímulo pull); y evaluar el farnesol, un semioquímico presente en muchos aceites esenciales, como repelente (estímulo push). Ambos objetivos fueron evaluados en experimentos de laboratorio. Para evaluar el farnesol como repelente se utilizaron metodología con grillas, en donde, por medio de discos de papel se evaluaba el acarreo de material tratado con el repelente, esto se probó con varias dosis (1mg, 5mg y 10mg). Se realizaron ensayos con estacas, las cuales poseían una fuente de alimento en su extremo superior, y en la mitad un hilo de algodón embebido con farnesol como barrera. Para evaluar la naranja como atractante, lo primero fue identificar cuál de las partes de la naranja era preferida por las hormigas, si la pulpa o la cáscara, por medio de ensayos de cafetería. Y luego determinar si la atracción era solo por contacto con las diferentes partes de la fruta o se daba también por los volátiles de las mismas, para esto se utilizaron unas jaulas de exclusión para las porciones de naranja, las cuales evitaban el contacto, pero permitían la salida de los volátiles. Los resultados confirmaron la eficiencia del farnesol como repelente, siendo la dosis más alta probada la candidata para probar a campo. Y la pulpa de naranja, como la parte de la fruta más atractiva para las hormigas, incluso sus volátiles. El paso que sigue es probar esta combinación de estímulos a campo para evaluar su efectividad para el uso de una estrategia Push-Pull.
rds']