CONTRATADOS
RETEGUI Lilia Alicia
congresos y reuniones científicas
Título:
“Efecto del adyuvante denominado “PADRE” sobre la respuesta autoinmune inducida por el virus de la hepatitis murina (MHV)
Autor/es:
APARICIO, J.L. Y RETEGUI, L.A.
Lugar:
La Falda, Córdoba
Reunión:
Congreso; LVI Congreso de la Sociedad Argentina de Inmunología; 2008
Institución organizadora:
SAI
Resumen:
En trabajos previos demostramos la presencia de autoanticuerpos (autoAb) contra la fumarilacetoacetato hidrolasa (FAH) hepática en ratones infectados con el MHV-A59. El propósito de este trabajo fue explorar la posibilidad de amplificar la respuesta restringida a la FAH mediante la utilización de un adyuvante que estimula las células T colaboradoras, el péptido sintético denominado PADRE (por Pan HLA DR-binding Epitope) cuya secuencia es: a–Lys-X-Val–Ala–Ala–Trp–Thr-Leu–Lys–Ala-Ala-a-Z–Cys, (a indica la  D-alanina, X la ciclohexilalanina y Z es el ácido aminocaproico). Ratones C57BL/6J (n = 16) fueron inmunizados con el péptido PADRE (50 µg en 100 µl de PBS + 100 µl de adyuvante de Freund). Veinticuatro horas después la mitad de los animales fueron inoculados con el MHV (1 x 104 TCID 50); como control, un tercer lote de ratones (n = 8) fue solamente infectado con el virus. Se extrajeron muestras de sangre de todos los animales  a los 15, 30 y 45 días post-infección o post-inoculación con PADRE. La determinación de la concentración de Ig sérica, realizada por ELISA, indicó que, como se observó anteriormente, el MHV provoca hipergamaglobulinemia, la que no fue afectada por la inoculación del PADRE. Para detectar la presencia de autoAb se realizaron ensayos de Western-blot sobre extractos de hígado de ratones no tratados. Se hallaron autoAb contra la FAH en los sueros de los animales infectados, pero se observó además la presencia de autoAb dirigidos contra proteínas de diferentes pesos moleculares en los sueros de los ratones infectados y tratados con PADRE. Aunque se hallaron autoAb contra diferentes antígenos hepáticos en todas la sangrías, la cantidad de los mismos fue mayor a los 30 días post-infección que a los 15 o 45 días. Con el propósito de estudiar si el efecto estimulador del péptido PADRE estaba relacionado con las denominadas “señales de alarma”, se comenzó por determinar los niveles de acido úrico en los diferentes sueros. Los resultados indicaron que la sola inoculación de PADRE aumenta significativamente la concentración sérica de ácido úrico con respecto a los valores normales (16,1 ± 0,6 mg/l y 10,6 ± 0,8 mg/l, p < 0,0005). Los resultados obtenidos indican que el PADRE amplifica la respuesta autoinmune inducida por el MHV y confinada a la FAH. Esta acción es  probablemente mediada por la liberación de ácido úrico endógeno, lo cual sugiere una estrecha asociación entre las alarminas y la propagación de los procesos autoinmunes.
rds']