CONTRATADOS
RETEGUI Lilia Alicia
congresos y reuniones científicas
Título:
AMPLIFICACIÓN Y DISPERSIÓN DE LA RESPUESTA AUTOINMUNE INDUCIDA POR EL VIRUS DE LA HEPATITIS MURINA (MHV-A59)
Autor/es:
M DUHALDE VEGA, J L. APARICIO1. M E. LOUREIRO Y L A. RETEGUI
Lugar:
MAR DEL PLATA
Reunión:
Congreso; LV Congreso de la Sociedad Argentina de Inmunologia.; 2007
Institución organizadora:
SOCIEDAD ARGENTINA DE INMUNOLOGÍA
Resumen:
En trabajos previos demostramos la presencia de autoanticuerpos (autoAb) contra la fumarilacetoacetato hidrolasa (FAH) hepática en ratones infectados con el MHV-A59. Se observó que luego de cierto tiempo los animales conservan los autoAb pero no presentan síntomas de hepatitis, tirosinemia o hipergamaglobulinemia, por lo que constituyen un modelo de respuesta autoinmune no patológica. El propósito de este trabajo fue provocar una necrosis hepática que rompa la barrera de tolerancia de este tejido para inducir las manifestaciones de una enfermedad autoinmune. Ratones BALB/c fueron infectados con el MHV-A59 y, treinta días después, inoculados con tetracloruro de carbono (0.16ml en 100ml de aceite mineral). Los animales fueron sangrados a las 24h y a los 20 días post-tratamiento. Ensayos de ELISA permitieron determinar que la gamaglobulinemia no era afectada por el tetracloruro de carbono 24h después de la inoculación del tóxico. Por el contrario, la concentración de Ig  veinte días después  fue significativamente mayor (p>0.004 ) en los animales tratados con el hepatotóxico que en los controles (solamente infectados). Mediante la técnica de western-blot se detectaron autoAb dirigidos contra diferentes proteínas hepáticas en nueve de los once animales tratados con tetracloruro de carbono, Ab contra proteínas renales en cinco de ellos y contra músculo en cuatro. Los sueros de los ratones controles, infectados con MHV, sólo presentaron Ab contra la FAH, y los tratados solamente con  el tóxico no exhibieron autoAb. Los resultados obtenidos permiten sugerir que es posible ampliar y diversificar la respuesta autoinmune provocada por el MHV-A59. Así, el agente hepatotóxico utilizado produjo un fenómeno de expansión y dispersión del proceso autoinmune, lo cual originó la aparición de diferentes autoAb y el aumento de Ig en sangre, manifestaciones que se asemejan a las observadas en el inicio de una hepatitis autoinmune.
rds']