INVESTIGADORES
KOCHEN Sara Silvia
artículos
Título:
Normas de diagnóstico y tratamiento de epilepsia
Autor/es:
KOCHEN SILVIA
Revista:
Boletín del Programa Remediar del Ministerio de Salud de la Nación
Editorial:
MInisterio Salud Nación
Referencias:
Lugar: Buenos Aires; Año: 2005 p. 1 - 1
Resumen:
En el año 2001 se sancionó la Ley Nacional de Epilepsia (N° 25.404), por la Cámara de Diputados y de Senadores de la Nación. En el curso del presente año, la Secretaría de Políticas, Regulación y Relaciones Sanitarias del Ministerio elaboró la Reglamentación de la Ley, en conjunto con los profesionales y las ONGs especialistas en el tema. La Ley garantiza para el conjunto de los pacientes con epilepsia, los recursos necesarios para el diagnóstico y el tratamiento; garantiza la no discriminación y la capacitación y divulgación entre los profesionales y la comunidad sobre la enfermedad. El Programa Remediar distribuye en forma gratuita las drogas antiepilépticas clásicas desde el año 2002. Por otra parte desde el año 2002 y 2004 respectivamente, funciona en la Ciudad de Buenos Aires y en la Provincia de Buenos Aires Programas Especiales dedicados al cuidado del paciente con epilepsia. Los mismos satisfacen las necesidades de diagnóstico y tratamiento de los pacientes sin obra social. Los enfermos con epilepsia y cobertura social, se ven favorecidos con la Resolución 310/2004 del PMOE, sancionada durante el año 2004, a través de la cual se establece que para los pacientes con enfermedades crónicas, entre las que se incluye a la epilepsia, el costo del tratamiento debe ser cubierto en un 70 %. Resulta también auspicioso que la ANMAT ha establecido la exigencia de que se cumpla para las drogas antiepilépticas denominadas clásicas, bioequivalencia y biodisponibilidad, lo cual garantiza la calidad de todas las drogas disponibles en el mercado, es decir contamos con verdaderas drogas genéricas. Por otra parte desde el año 2002 esta en funcionamiento un Programa de Vigilancia Epidemiológica de Epilepsia dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, que incluye diferentes Unidades Centinelas de todo nuestro país, coordinado por el Centro de Referencia del Hospital R. Mejia, que permite contar con un perfil epidemiológico de la realidad nacional, lo cual facilita el diseño y la aplicación de políticas de prevención y promoción. En conclusión podemos decir que la situación para los pacientes con epilepsia, en nuestro país es mucho más favorable en los últimos años. Sin embargo, aun queda un largo camino para desandar los mitos, y la discriminación que rodea a los enfermos con diagnóstico de epilepsia. Y resulta imprescindible aún construir en base al conocimiento científico, una nueva cultura entre los profesionales de la salud sobre esta enfermedad, para dejar de considerarla como la “enfermedad sagrada/maldita” y adoptar una actitud que nos permita asistir al paciente para que recupere la condición de bienestar.