BECAS
BARION Gerardo Esteban
congresos y reuniones científicas
Título:
Mecanismos eruptivos involucrados durante la formación de los conos piroclásticos anidados en el cráter del volcán Copahue, Andes del Sur
Autor/es:
ALBERTO TOMÁS CASELLI; GERARDO E. BARION; CARLOS SOMMER
Lugar:
Concepcion
Reunión:
Congreso; XV Congreso Geológico Chileno; 2020
Institución organizadora:
Sociedad Geológica de Chile
Resumen:
El volcán Copahue (37º45?S-71º10.2?O) es un estratovolcán activo de composición principalmente andesítica basáltica. En el cráter activo, generalmente, se halla una laguna cratérica ácida que junto a un conjunto de vertientes constituyen la expresión superficial de un sistema hidrotermal. En el año 2012 comenzó un nuevo ciclo eruptivo, que se prolonga hasta el momento, con una fase principal el 22/12/2012 (Caselli et al. 2016). Una nueva fase eruptiva comenzó el 20/11/2015, observándose la formación de dos conos piroclásticos: un cono cinerítico anidado dentro del cráter y un cono de escoria dentro del cono cineritico. En el presente trabajo se describen las características principales del mismo, sobre la base de observaciones de campo y las características petrológicas de los productos emitidos, como también se interpretan los mecanismos eruptivos en la formación de ambos. El cono cinerítico en marzo-abril/2016 presentaba unas dimensiones aproximadas de 150 m de diámetro basal y 30 m de altura (Caselli y Barion 2016). Un par de meses después, comienza a formarse el cono de escoria, anidado dentro del interior del cono cineritico, de un diámetro aproximado de 50 metros y 40 metros de altura, superando la altura del cono piroclástico cinerítico. En septiembre de 2016, el cono de escorias colapsó parcialmente y un nuevo cono cinerítico superpuesto se comenzó a formar. A partir del análisis del material emitido que dio lugar a la formación del cono cinerítico inicial, permite especular sobre el mecanismo eruptivo actuante, el cual se evidencia una dinámica hidromagmática predominante que genera un spray de cenizas (que se evidenciarían por la presencia de trizas blocosas con características que indican este mecanismo). Alternan períodos de dinámica magmática, del tipo estromboliana, con presencia de bombas y spatters, por periódicos pulsos de ascenso del nivel de magma en el conducto, de tal forma que emitiría salpicaduras de magma hacia la superficie. Con posterioridad, un pulso sostenido de magma comienza a dar lugar al cono de escoria que evoluciona creciendo en altura hasta que una disminución del flujo magmático y posible descenso posterior de la columna magmática en el conducto, permitiría el ingreso de agua meteórica con el reestablecimiento de un spray cinerítico que da lugar al cono de cenizas que cubre las geoformas precedentes.