INVESTIGADORES
BOND mariano
congresos y reuniones científicas
Título:
UN NUEVO ?UNGULADO? EOCENO DE PATAGONIA PROVEE NUEVAS EVIDENCIAS SOBRE ORIGEN Y RELACIONES DE LOS UNGULADOS NATIVOS SUDAMERICANOS
Autor/es:
A. KRAMARZ, M. BOND & A. FORASIEPI
Lugar:
Villa de Leyva, Boyacá
Reunión:
Congreso; VI Congreso Latinoamericano de Paleontología de Vertebrados; 2018
Institución organizadora:
Centro de Investigaciones Paleontológicas de Villa de Leyva - CIP
Resumen:
Los ungulados nativos sudamericanos Litopterna, Notoungulata, Astrapotheria,Pyrotheria, Xenungulata, junto con los ?condilartros? Didolodontidae se reúnentradicionalmente dentro del superorden Meridiungulata. Si bien la monofilia de dichaagrupación ha sido sistemáticamente cuestionada, no existen hasta ahora análisisintegrales que permitan poner a prueba esta hipótesis en forma exhaustiva. Recientesanálisis de colágeno y DNA antiguo dan soporte a la hipótesis de un origen común deLitopterna y Notoungulata a partir de un ancestro cercano al de los Perissodactyla,aunque las relaciones de éstos y de otros clados de ungulados nativos sudamericanoscontinúan siendo debatidas. El reciente hallazgo de un nuevo ?ungulado? sudamericanoabre nuevos elementos de juicio sobre esta cuestión. El ejemplar (MPEFPV 5529) consisteen un cráneo con mandíbulas casi completo, aunque deformado y muy craquelado,proveniente de un banco de chonitas loéssicas correspondientes a la sección inferior de laFm. Sarmiento expuesta en el flanco NO de la Sierra Talquino, Patagonia central(Argentina), portadoras de mamíferos indicadores de Edad Casamayorense (Eocenomedio). Inicialmente interpretado como un ?condilartro?, muestra caracteres dentarios ycraneanos generales plesiomórficos, similares a Phenacodus Cope, 1873 y otros?condilartros? del Paleoceno - Eoceno de Norte América y Europa. La dentición escompleta y cerrada, los molariformes son ligeramente bunolofodontes, los molaressuperiores carecen de hipocono, el mesostilo es vestigial, las cristas conulares reducidas, elP4 posee para- y metacono diferenciados y el talónido del m3 reducido. Esta combinaciónde caracteres difiere de la de todos los ?condilartros? sudamericanos conocidos. Se efectuóun análisis cladístico preliminar sobre la base de una matriz previamente publicada de 426caracteres morfológicos evaluados en 76 taxones, incluyendo representantes fósiles yvivientes de los principales clados de mamíferos placentarios y representantes de losungulados nativos sudamericanos (Litopterna, Notoungulata, Astrapotheria, Pyrotheria,Xenungulata y Didolodus). En todos los arboles más parsimoniosos obtenidos del análisisde parsimonia, forzando la monofilia de los principales clados de placentarios (i.e.Xenarthra, Afrotheria, Euarchontoglires y Laurasiatheria), MPEF-PV 5529 se posicionócomo grupo hermano del clado que incluye a los perisodáctilos (Palaeotherium y Tapirus)y a todos los restantes ungulados nativos sudamericanos analizados, con excepción deDidolodus. Este último resultó más afín a los representantes de Artiodactyla analizados.En un segundo análisis añadiendo un nuevo constraint molecular de acuerdo a lasrelaciones inferidas por análisis proteómicos [i.e. (Litopterna + Notoungulata)Perissodactyla], MPEF-PV 5529 se agrupa con Perissodactyla en todos los arboles másparsimoniosos obtenidos. Estos análisis no resuelven en forma no ambigua las relacionesde los ungulados nativos entre sí y con Perissodactyla, pero plantean consistentementeque MPEF-PV 5529 no puede ser clasificado dentro de ninguno de los grupos deungulados nativos sudamericanos. Por el contrario, éste representaría: 1) un linajetempranamente separado antes de la diferenciación de los restantes ungulados nativossudamericanos y de Perissodactyla, o 2) una forma basal más afín a Perissodactyla que acualquier grupo de ungulados nativos sudamericanos. En cualquiera de los casos, elescenario evolutivo más parsimonioso señala un origen múltiple del elenco faunísticotradicionalmente agrupado bajo el nombre de Meridiungulata