BECAS
GONZALEZ Daniela Soledad
congresos y reuniones científicas
Título:
Usos discursivos anafóricos y catafóricos de la nominalización
Autor/es:
DANIELA SOLEDAD GONZALEZ
Reunión:
Congreso; XVII Congreso SAEL - I Congreso Internacional SAEL en línea; 2021
Resumen:
La comunicación detalla las funciones de la nominalización en los discursos y pone el foco en sus usos fóricos (anáfora y catáfora). El enfoque teórico-metodológico está constituido por la Gramática Cognitiva (Langacker, 2008, 2009). Se inicia con la enumeración de las diversas funciones discursivas de la nominalización, que son las siguientes: (a) economía lingüística, (b) indicación del desconocimiento de datos argumentales, (c) intención ideológica de omitir información, (d) efecto de objetividad, (e) función metalingüística y (f) referencia anafórica y catafórica (Gonzalez, 2015, 2018). Desde el estudio de López Samaniego (2013), que distingue diversos usos de las anáforas nominales según el tipo de antecedente (oración simple, cláusula finita, cláusula no finita, oración compleja o fragmento textual), se señalan las siguientes funciones que cumplen las etiquetas nominales anafóricas: (a) el mantenimiento de un referente (b) el mantenimiento y la reificación de un referente y (c) el perfilamiento de una instancia concreta de un proceso y su reificación, lo cual implica la construcción de un nuevo referente discursivo. La reificación es la expresión de un evento, cualidad o relación con un nombre, de modo tal que se construye una sustancia delimitada y manipulable en el discurso. En el caso de la catáfora, se puede hacer un correlato con las funciones anafóricas mencionadas, que incluya las siguientes funciones: (a) el establecimiento de un punto de referencia, (b) el establecimiento de un punto de referencia, que se retomará luego en el hilo discursivo a través de una construcción dinámica y (c) el establecimiento de un punto de referencia que perfila a la vez que reifica una instancia de un evento que se enunciará completo posteriormente en el discurso. Con base en la teoría de Langacker (2008, 2009), se afirma que la nominalización anafórica y la catafórica producen movimientos en los que un trajector se dirige hacia un punto de referencia (landmark) y sitúan el referente como figura (foreground) y fondo (background) discursivos. Los diferentes usos anafóricos y catafóricos se ejemplifican con casos extraídos de corpus actuales. La exposición se cierra con una síntesis de lo desarrollado.