INVESTIGADORES
MONTERO Ana Soledad
congresos y reuniones científicas
Título:
Ethos, subjetividad y relato. La representación de sí en el discurso político
Autor/es:
ANA SOLEDAD MONTERO
Lugar:
La Plata
Reunión:
Congreso; Coloquio ?Estudios del diálogo: nuevas tendencias?, International Association of Dialogue Analysis (IADA); 2016
Institución organizadora:
UNLP / IADA
Resumen:
En el discurso político, el trabajo sobre el ethos (Amossy 2010) parece ser una dimensión fundamental para analizar la configuración de las identidades políticas, en la medida en que el ethos constituye un modo de proyección de la figura del locutor en su discurso, y por ello, un posicionamiento enunciativo, argumentativo e ideológico.Como se sabe, en su ya célebre definición Maingueneau sostiene que el ethos ?está ligado a la enunciación y no a un saber extradiscursivo sobre la enunciación? (1999, 76). El autor reconoce, no obstante, la existencia de un ethos prediscursivo o ethos previo, que resulta particularmente relevante en el terreno político, donde los posicionamientos ideológicos, los géneros discursivos o ciertos rasgos mediáticos del locutor pueden anticipar y generar expectativas en el auditorio. En otro estudio sobre la(s) identidad(es) del sujeto de la enunciación, Adam (2002) distingue dos niveles que interactúan permanentemente: por un lado, un ?ethos previo? que opera a nivel extra-textual; por otro lado, a nivel textual, un ethos explícito y mostrado, y otro implícito y no mostrado. Ducrot (1984), por su parte, asocia el ethos a L, el locutor responsable de la enunciación según el enunciado, figura que se distingue de λ, el locutor como ser-del-mundo que aparece como sujeto del enunciado.En esta presentación analizamos un conjunto de alocuciones del actual presidente uruguayo, José Pepe Mujica, con el propósito de abordar los modos de configuración de su ethos discursivo, es decir, la imagen que el sujeto de la enunciación proyecta sobre sí mismo en los pasajes narrativos de su discurso. Para ello, en este caso específico, parece necesario poner en tensión los aspectos estrictamente discursivos con aquellos indicios pre-discursivos que reenvían a los posicionamientos ideológicos y a la memoria discursiva (Courtine 1982) en que el sujeto de la enunciación se inscribe, con el fin de problematizar los posibles vínculos entre la categoría de locutor, el concepto de ethos previo y la figura de λ.
rds']