INVESTIGADORES
DIEZ Jose Ignacio Manuel
capítulos de libros
Título:
Redes institucionales y desarollo económico en ciudades intermedias. Los casos de Bahía Blanca y Río Cuarto
Autor/es:
DIEZ, JOSÉ IGNACIO, EMILIOZZI, ANALIA
Libro:
Economía urbana y ciudades intermedias. Trayectorias pampeanas y norpatagónicas
Editorial:
CICCUS
Referencias:
Lugar: Ciudad Autónoma de Buenos Aires; Año: 2012; p. 177 - 200
Resumen:
En las últimas décadas las ciudades de dimensión y rango intermedio han recuperado su protagonismo dentro de los sistemas urbanos, tanto en el ámbito de la bibliografía científica como en las estrategias de ordenamiento y desarrollo territorial a escala internacional. Al igual que lo sucedido en la década del ´60, estas urbes están adquiriendo preponderancia como componentes destacados de las políticas de desarrollo regional, incorporándose como actores claves en las posibilidades de despegue industrial de territorios periféricos. Históricamente estos núcleos urbanos fueron concebidos, en primer término, como centros de servicios dedicados a funciones terciarias de segundo nivel y en segundo lugar, como cabecera de industrias especializadas en sectores maduros, que podían ser dinamizados a través de diferentes iniciativas de origen público. Las denominadas políticas de polarización (Perroux, 1955), destinadas a generar externalidades positivas y efectos de difusión, tuvieron a éstas localidades como principales destinatarias, las cuales fueron beneficiadas con ayudas financieras, implantación de empresas u desgravaciones impositivas. En la actualidad, el interés que surge por este tipo de ciudades se produce en un contexto muy diferente (globalización, crisis del estado de bienestar, ruptura del régimen de acumulación fordista), pero nuevamente se plantea la necesidad de conocer mejor su funcionamiento, para aplicar estrategias de desarrollo que favorezcan su crecimiento y consolidación. Entre los instrumentos tendientes a promover estos objetivos, la literatura sobre ciencia regional destaca la conformación de redes institucionales, como un elemento capaz de incentivar la innovación, el cambio tecnológico y la acumulación de capital. En este sentido, autores como Vázquez Barquero (1993) sostienen que “en las ciudades pequeñas y medias, la existencia de un tejido institucional denso y complejo ha sido determinante para garantizar una adecuada competitividad de base territorial”. De acuerdo a Camagni (1991) estas redes funcionan suministrando a las empresas capacidades faltantes, potenciando procesos de aprendizaje y realizando informalmente funciones de investigación, transmisión, selección, decodificación, transformación y control de la información, que permiten la emergencia de ventajas cooperativas. Según Méndez (1997), en los núcleos urbanos de naturaleza media más dinámicos a nivel internacional las organizaciones territoriales son portadoras de recursos específicos que, combinados a través del espacio de las redes, generan ventajas competitivas capaces de aumentar su atractividad y fertilidad , promoviendo de esta forma procesos de desarrollo económico local.
rds']