INVESTIGADORES
MORGENFELD Leandro Ariel
congresos y reuniones científicas
Título:
Argentina y los organismos internacionales de crédito en la última dictadura militar: las relaciones entre la Argentina y el FMI entre 1976 y 1977
Autor/es:
MORGENFELD, LEANDRO ARIEL
Lugar:
Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, Argentina
Reunión:
Jornada; II Jornadas de Trabajo sobre Historia Reciente; 2004
Institución organizadora:
Departamento de Historia, FFyL, UBA
Resumen:
Elegimos este período debido a que en el mismo se inició una transformación sustancial en la estructura de la economía argentina. Muchos de los actuales problemas económicos de la Argentina pueden comprenderse a partir de lo que ocurrió en la segunda mitad de la década de 1970. Según distintos autores, se termina con el “modelo” de la sustitución de importaciones y se inicia un nuevo modelo, basado en la acumulación rentística y financiera. Haremos referencia, en primer lugar, al marco político y económico internacional en el período seleccionado. Luego nos ocuparemos de la situación política y macroeconómica local. En tercer lugar, analizaremos los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional y los planes de “ajuste” de los años 1976 y 1977. Finalmente, estudiaremos cuáles fueron los sectores beneficiados y cuáles los perjudicados por la política económica implantada a partir de ese momento. Si bien nos centramos, dadas las características de esta ponencia, en los cambios ocurridos en los dos primeros años de gobierno militar, debido a que se fijaron en este breve período las bases sobre las que se desarrolló el nuevo “modelo”, en nuestro análisis haremos referencia a un lapso de tiempo de mediano plazo (los siete años de gobierno militar) y a un período más extenso, que abarca el cuarto de siglo que siguió a este inicio de una  transformación más general.  El gobierno militar que tomó el poder en 1976 logró, en poco más de un lustro, desarticular el tejido social y político que planteaba estrategias de desarrollo alternativas y que se había estructurado en los años sesenta y principios de los setenta. Además, impuso una reconversión de la economía argentina que perjudicó a amplios sectores de la población. Finalmente, logró el saqueo financiero, el dominio del mercado interno y la mayor “extranjerización” de la economía argentina, en beneficio de grupos económicos externos y de sus intermediarios locales. El rol del FMI no fue menor en este proceso. El capital financiero internacional logró, en este período, subordinar al organismo de crédito adaptándolo a sus propias necesidades. El papel del Fondo fue significativo, pero no tanto por el monto de sus préstamos sino por el rol que le cupo en el “disciplinamiento económico” de la Argentina. Fue justamente entre 1976 y 1977 cuando se echaron las bases para el futuro mecanismo de “endeudamiento vicioso” que determinaría la suerte de la economía argentina en los años siguientes.