IDEAUS - CENPAT   25626
INSTITUTO DE DIVERSIDAD Y EVOLUCION AUSTRAL
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Análisis antropogenético en poblaciones afrobolivianas ¿Mezcla génica o estructuración poblacional?
Autor/es:
PAROLIN MARIA LAURA; IUDICA CELIA; CARNESE F RAUL; AVENA SERGIO A,
Lugar:
Tacuarembó
Reunión:
Congreso; XIV Congreso de la Asociación Latinoamericana de Antropología Biológica; 2016
Institución organizadora:
Asociación Latinoamericana de Antropología Biológica
Resumen:
En la región de los valles yungueños de Bolivia, en un conjunto de poblados cercanamente localizados entre sí habitan comunidades afrodescendientes, a 100 km al noreste de la capital La Paz. Su marcada autoadscripción a un origen africano indicaría a priori una prevalente ascendencia de origen subsahariano, aunque se vislumbra un mestizaje basado en 500 años de convivencia con grupos nativos y migrantes europeos. Este proceso, dado en condiciones de relativo aislamiento, podría asemejarse a aquellos atravesados por otras comunidades aisladas de afrodescendientes en América, como las comunidades quilombolas en Brasil, los palenques colombianos o las comunidades maroons del Caribe, y se diferenciaría de los procesos que dieron lugar a las poblaciones afromestizas del resto de sLatinoamérica. Objetivo: Evaluar si ha ocurrido un proceso de mestizaje de la comunidad afroyungueña. Materiales y Métodos: Se administraron encuestas demográfico-genéticas individuales y familiares, y se analizaron marcadores genéticos de herencia uniparental y biparental en una muestra procedente de las comunidades de Tocaña, Chijchipa, Mururata y San Joaquín de Nor Yungas Bolivia. Resultados: Los resultados obtenidos indican que las comunidades conservan una marcada ascendencia africana, observándose minoritariamente un proceso de mestizaje con pueblos nativos americanos y europeos. Tanto para los marcardores uniparentales como biparentales, se detecta una predominante ancestría africana. Adicionalmente, la información demográfico- genética indica que en la población estudiada no se evidencia consanguinidad en primer y segundo grado, y que la comunidad comparte el ambiente geográfico y se relaciona social y económicamente con la comunidad aymara desde hace varias generaciones. La elevada conservación de la ancestría africana parece estar vinculada al fuerte sentimiento de pertenencia a la comunidad afrodescendiente que comparten los pobladores, lo que ha permitido tejer lazos culturales que definen la conformación de matrimonios y familias. Se comparan estos resultados con lo observado en otras poblaciones de afrodescendientes de Latinoamérica.
rds']