IDACOR   23984
INSTITUTO DE ANTROPOLOGIA DE CORDOBA
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Humos y humores: el paisaje como equivocación
Autor/es:
PAZZARELLI, FRANCISCO
Lugar:
La Paz
Reunión:
Congreso; VIII Taller de Teoría Arqueológica en América del Sur.; 2016
Institución organizadora:
VIII Taller de Teoría Arqueológica en América del Sur
Resumen:
Este trabajo se ocupa de las ?relaciones culinarias? reveladas durante un proyecto de instalación de cocinas ahorradoras de leña, llevado adelante por ONGs en una pequeña comunidad aborigen de Jujuy (Noroeste Argentino, Andes Meridionales). Estas ?relaciones culinarias? proponen distintos ?paisajes? y materialidades asociadas. Por un lado, aquél diagnosticado por el proyecto: un ambiente sobre-explotado, con uso desproporcionado de leñas en fogones tradicionales y consecuentes excesos de humos, relacionados con problemas de salud y procesos generales de calentamiento global que serían amortiguados con las nuevas cocinas. Por otro lado, relaciones locales que hablaban de un ambiente infra-explotado, con fogones integrando una red de procesos culinarios distribuidos a lo largo del espacio habitado y en conexión con ciertas vitalidades y humores del ?paisaje? (vientos, lluvias, lagunas, Pachamama). En este trabajo, sugiero que estas perspectivas encarnan una ?equivocación? (sensu Viveiros de Castro): es decir, antes que un error o falla en la comunicación, las relaciones entre ONGs y comunidades se manifiestan como conexiones parciales entre formas homónimas de referir a lo ?mismo? (las relaciones culinarias de un ?paisaje?), que sin embargo se abren hacia mundos diferentes (humos y humores). Esto, no obstante, no anula la posibilidad de relación. Por el contrario, argumento que las relaciones locales la transforman en una equivocación posible de ser habitada, que asume un peso específico y un potencial particularmente fértil, habilitando que nuevas cocinas sean instaladas sin eliminar antiguos fogones, que los humos se reduzcan y aumenten al mismo tiempo, y que el ?paisaje? siga manifestando sus humores.
rds']