IDACOR   23984
INSTITUTO DE ANTROPOLOGIA DE CORDOBA
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Memorias incomodas: Testimonio, silencio y estigma en torno a las experiencias de violaciones sexuales empleadas como método de tortura por el terrorismo de estado.
Autor/es:
LOPEZ MARICEL ALEJANDRA
Lugar:
córdoba
Reunión:
Congreso; I Congreso Internacional de Ciencias Sociales y Humanidades; 2013
Institución organizadora:
El Centro de Estudios Avanzados, la Escuela de Trabajo Social y el Centro de Investigaciones de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba
Resumen:
Resumen: En este trabajo intento pensar sobre los sentidos construidos por hombres y mujeres, víctimas de violaciones sexuales, sufridas en el Centro Clandestino de Detención (D2 Córdoba), las transformaciones en los marcos sociales y en su subjetividad, que permitieron a muchos de ellos romper el silencio e inscribir sus testimonios en el espacio público. A través del análisis de entrevistas de historia oral y de historia de vida, de la indagación de documentos y leyes, busco comprender cómo ciertas cuestiones culturales, morales y legales intervienen en los procesos de subjetivación, en la significación y valoración propia de la experiencia vivida. Al mismo tiempo reflexionar sobre las transformaciones de las condiciones contextuales de subjetivación, colectivas e individuales, que permiten la tímida inscripción de estas experiencias en las memorias sobre la violación de derechos humanos. Considero que los cambios a nivel internacional como la tipificación en el Estatuto de Roma de la violación sexual como crimen de lesa humanidad y la modificación del Código Penal Argentino que reemplazó la designación de la violación sexual como ?delito contra la honestidad? por ?delito contra la integridad sexual?, junto a la reapertura de los juicios por delitos de lesa humanidad, han contribuido a propiciar espacios de escucha, posibilidades de enunciación y reisgnificación de las experiencias que permiten cuestionar la estigmatización y demandar justicia, entendiendo la violación sexual como forma específica de tortura enmarcada en el terrorismo de estado.
rds']