IDACOR   23984
INSTITUTO DE ANTROPOLOGIA DE CORDOBA
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
El Jaguar en Flor: Representación de "vegetales" en la iconografía Aguada
Autor/es:
M. B. MARCONETTO
Reunión:
Congreso; XVIII Congreso Nacional de Arqueología Argentina; 2013
Resumen:
Me propongo abordar esta presentación desde el mundo en el que estoy habituada a ejercer mi práctica profesional. La Arqueobotánica. Una mirada al registro arqueobotánico del valle de Ambato (Catamarca, Argentina) llama la atención sobre varios aspectos particulares del rico vínculo entre los ocupantes de la región entre los S. VII y XI y las plantas. Uno en particular, aunque tal vez no exclusivo de Aguada, es el fuerte vínculo con las Leguminosas. Estas plantas con vainas y semillas han participado íntimamente en la vida de estas comunidades. Brindando techo y abrigo (Prosopis y Acacia); transformando cuerpos desde el alimento (Prosopis), transformando alimentos a través del fuego (Prosopis, Acacia); transformando materia a través de otros fuegos (Prosopis) y transformando percepciones a través del consumo de plantas psicoactivas (Anadenanthera).  Ante esta evidencia, llama la atención la ausencia no sólo de Leguminosas sino del “reino vegetal” en la rica iconografía Aguada cargada de jaguares, guerreros y de tantas transformaciones. Sólo un fragmento cerámico ha sido señalado por González (1998:199) [figura 143] como el “único caso en que se reconocen representaciones de vegetales en un vaso Aguada”. Las transformaciones de personajes en la iconografía son recurrentes, aunque a simple vista en estas sólo parecen estar involucrados humanos y animales. Resulta al menos curiosa la ausencia en las representaciones de quien ha sido señalada como vehículo de estas transformaciones: Anadenathera.  Caben aquí algunas preguntas ¿Realmente están ausentes las plantas o enfrentamos dificultades metodológicas para verlas? ¿Hay espacio para las plantas asociadas en general al mundo femenino en un mundo masculino de jaguares y guerreros? Respecto de esta última, resulta sugerente la reflexión de Heredia “en el caso de la cerámica, un problema que queda para ser resuelto es sobre la compatibilidad de un trabajo artesanal generalmente femenino y el manejo de símbolos religiosos como el felino o los guerreros plasmados en los vasos de cerámica con fines rituales, los cuales generalmente corresponden a la esfera de los hombres” (Heredia, 1987:11)  A fin de abordar estos interrogantes, y plantear seguramente otros, revisaremos a partir de asociaciones en la iconografía, los elementos circulares, asociados en la literatura sobre el tema a “manchas de jaguar”, cuya forma, posiblemente, podría asociarse al vehículo más que al resultado de la transformación. Examinaremos la gestualidad de personajes portadores de diversos objetos (armas, cetros, “objetos varios”) cuya actitud corporal remite al personaje “portador de vegetales” recurrente en los Andes (Nazca, Paracas, Moche, Chimú). Exploraremos algunos elementos de la imaginería en términos de ambigüedades representativas a fin de evitar categorías a priori, discutiremos la idea de reinos como esferas disociadas -animal, vegetal y humano- a partir de los cuales se describen motivos en tanto construcciones de la modernidad.  
rds']