INVESTIGADORES
PREVOSTI Francisco Juan
congresos y reuniones científicas
Título:
SOBRE LA PRESENCIA DEL AGUARA GUAZU (CHRYSOCYON BRACHYURUS [ILLIGER 1815]) EN EL SUDESTE DE LA REGION PAMPEANA (REPUBLICA ARGENTINA).
Autor/es:
PREVOSTI, F. J. Y M. BONOMO
Lugar:
Rio de Janeiro, Brasil
Reunión:
Jornada; III Simposio Brasileiro de Paleontologia de Vertebrados; 2003
Resumen:
En este trabajo se presenta el hallazgo de un resto óseo asignado a Chrysocyon brachyurus en los niveles inferiores del sitio arqueológico Nutria Mansa 1 (NM1), el cual constituye el primer registro de esta especie en el sudeste de la provincia de Buenos Aires durante el Holoceno. El aguará guazú es un cánido singular, debido a su tamaño, miembros locomotores largos y  por ser el único cánido de gran talla de la Región Neotropical. Habita en una amplia gama de ambientes, preferentemente abiertos, que incluyen pastizales, sabanas, vegetación de tipo Chaqueña y Cerrado, palmares, zonas inundables como pantanos, bañados, zonas deforestadas, agroecosistemas y también en selvas en galería. Actualmente tiene una amplia distribución geográfica que va desde la desembocadura del río Parnaíba (Brasil), centro y sur de Brasil, Paraguay, este de Bolivia, Uruguay y noreste de Argentina. En Argentina su distribución actual esta restringida a las provincias de Misiones, Corrientes, Formosa, Chaco, este de Santiago del Estero y norte de Santa Fe. Según datos relevados en crónicas de Jesuitas, funcionarios coloniales, viajeros y naturalistas, entre los siglos XVIII y XX su distribución se habría extendido más hacia el sur, incluyendo las provincias de Mendoza, San Juan, San Luis, sur de Córdoba, Buenos Aires, La Pampa y Río Negro. Sin embargo, estas referencias se basan en observaciones indirectas a partir de informantes, descripciones dudosas, vocabularios indígenas y topónimos, no constituyéndose en una prueba concreta de la existencia de esta especie en estas regiones en tiempos posteriores a la conquista hispánica. A su vez, existen varias menciones de hallazgos de restos atribuidos al aguará guazú en sitios arqueológicos del Holoceno tardío del noreste de la provincia de Buenos Aires: Cañada Rocha, Río Luján, La Masa y La Bellaca 2. Sin embargo, el único resto confiablemente determinado proviene del último sitio mencionado, mientras que en los otros las menciones de esta especie están basadas en elementos óseos poco diagnósticos, sin descripciones o figuras que permitan corroboran las asignaciones taxonómicas propuestas. El sitio NM1 está ubicado a los 38° 24´ 54,2" S y 58° 15´ 50,1" W en la margen izquierda del curso inferior del arroyo homónimo (Pdo. de Gral. Alvarado). Aquí se recuperaron abundantes artefactos líticos y faunísticos. La mayoría del material arqueológico de los niveles inferiores está contenido en un paleosuelo que apoya sobre sedimentos fluviales del Miembro Guerrero de la Formación Luján y por encima de este suelo existen depósitos palustres del Miembro Río Salado de esta misma formación. En cuanto a la cronología de estas ocupaciones arqueológicas, hasta que no se obtengan dataciones absolutas, de acuerdo a la posición estratigráfica, las mismas pueden ser asignadas en términos amplios al Holoceno temprano-medio. Con respecto al resto de aguará guazú recuperado en NM1, el mismo consiste en un metatarsiano V derecho incompleto, indistinguible del homologo de Chrysocyon brachyurus. El ejemplar aquí presentado constituye el registro más austral de Chrysocyon brachyurus, encontrándose a 500 km al sur del registro fósil más cercano, y a más de 1000  km de su área de distribución actual.
rds']