INVESTIGADORES
PREVOSTI Francisco Juan
congresos y reuniones científicas
Título:
CARNÍVOROS CONTINENTALES DEL PLEISTOCENO DE AMÉRICA DEL SUR: DIVERSIDAD Y PALEOECOLOGÍA.
Autor/es:
FRANCISCO J. PREVOSTI
Reunión:
Congreso; II Congreso Latinoamericano de Mastozoología y XXV Jornadas Argentinas de Mastozoología; 2012
Resumen:
<!-- @page { margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm; direction: ltr; color: #000000; line-height: 115%; widows: 2; orphans: 2 } P.western { font-family: "Calibri", sans-serif; font-size: 11pt; so-language: es-AR } P.cjk { font-family: "Calibri", sans-serif; font-size: 11pt } P.ctl { font-family: "Times New Roman", serif; font-size: 11pt; so-language: ar-SA } --> América del Sur poseía en el Pleistoceno una rica y variada fauna de carnívoros (Mammalia, Carnivora) continentales que incluía, además de muchas especies vivientes, grandes cánidos hipercarnívoros, grandes osos de rostro corto y tigres dientes de sable. Son pocos los trabajos sobre paleoecología de estos carnívoros y en general se centran en estimaciones paleoautoecológicas (inferencias de masa, dieta y tipo de locomoción). Sin embargo, un trabajo de la década 1990 propuso que la diversidad de carnívoros del Pleistoceno tardío (Lujanense: 0,12-0,008 Ma) de la Región Pampeana era muy baja para la abundancia (biomasa) de herbívoros presentes en dicha asociación. Trabajos posteriores mostraron que esto no es correcto y que la diversidad de carnívoros presentes sería suficiente para dar cuenta de la diversidad y abundancia de las presas potenciales. Más recientemente, se propuso que la diversificación de los osos de rostro corto, con dietas menos carnívoras, a partir del Bonaerense (0,5-0,12 Ma) estaría relacionada a la mayor diversidad de otros hipercarnívoros. En esta contribución se analizó el cambio de la diversidad de las especies de carnívoros continentales durante el Pleistoceno en América del Sur, así como su dieta inferida con índices dentales, para poner a prueba esta última hipótesis y analizar la estructura de cada asociación. La diversidad de carnívoros muestra que la diversidad de especies hipercarnívoras es mayor durante el Ensenadense (1,8-0,5 Ma) que en tiempos posteriores, rechazando la hipótesis recientemente publicada. Las faunas presentan una buena estructuración, con una gran disparidad de dietas, al menos desde el Ensenadense.
rds']