IDIHCS   22126
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES EN HUMANIDADES Y CIENCIAS SOCIALES
Unidad Ejecutora - UE
libros
Título:
Cuerpo, educación, política: tensiones epistémicas, históricas y prácticas
Autor/es:
EDUARDO GALAK; EMILIANO GAMBAROTTA
Editorial:
Biblos
Referencias:
Lugar: Buenos Aires; Año: 2015 p. 184
ISSN:
978-987-691-385-0
Resumen:
Resulta notable el crecimiento que, en años recientes, se ha producido en lo que cabe caracterizar como los "estudios sociales del cuerpo", a punto tal que resulta difícil dimensionar la cantidad de investigaciones y perspectivas hoy abocadas a esa temática. Esto tiene por lo menos dos consecuencias cruciales para las indagaciones contemporáneas sobre los modos de corporalidad: por un lado, la diversificación de las líneas de trabajo que hacen de la interrogación de lo corporal su objeto y, por el otro, la variedad de disciplinas puestas en juego para realizar ese abordaje. Respecto a lo primero, encontramos que comparten la característica de hacer del cuerpo su objeto (de estudio) investigaciones que van desde la educación del cuerpo hasta la multiplicidad de relaciones que se tejen entre arte y corporalidad, desde las diversas interpretaciones que abordan su disciplinado lugar en el orden social hasta su (re)producción de sentidos no conscientes y no asimilables por las formas sociales, lo cual constituye un signo de la amplitud temática aún cuando ello no va en detrimento de la co-existencia de distintas corrientes especializadas de trabajo. En cuanto a lo segundo, claramente los "estudios sociales del cuerpo" rebasa los límites propios de una disciplina constituida, a punto tal que cabría preguntarse si en la actualidad hay alguna disciplina de las ciencias sociales y humanas que no lo problematice, que no contenga una subdisciplina cuya especificidad la dé el estudio "del cuerpo" (tal como lo hacen la sociología del cuerpo, la antropología del cuerpo, la historia del cuerpo, etcétera). Todo lo cual genera, de forma palpable pero no por ello evidente, una creciente dificultad para aprehender a esta área de investigación, para caracterizarla en su particularidad así como señalar sus principales líneas de trabajo o referencias teóricas, e incluso para darle un nombre que la abarque sin caer en la generalidad que implica llamarla "estudios sociales del cuerpo", tal y como aquí hemos escogido a falta de, justamente, una nominación más precisa. Esta situación tiene por efecto obturar la posibilidad de establecer discusiones que atraviesen a todo el área, que habiliten un piso mínimo común a partir del cual puedan debatir las diversas perspectivas que indagan lo corporal.
rds']