IDIHCS   22126
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES EN HUMANIDADES Y CIENCIAS SOCIALES
Unidad Ejecutora - UE
libros
Título:
Estética, política, dialéctica: el debate contemporáneo
Autor/es:
GAMBAROTTA, EMILIANO MATÍAS; PLOT, MARTÍN; BOROVINSKY, TOMAS
Editorial:
Prometeo Libros
Referencias:
Lugar: Ciudad Autónoma de Buenos Aires; Año: 2015 p. 189
ISSN:
978-987-574-702-9
Resumen:
La teoría social y política contemporánea ha sido dominada durante las últimas tres décadas por abordajes normativos o analíticos al estudio de las prácticas y las instituciones sociales, políticas y culturales. Los debates acerca del diseño institucional y la filosofía moral fueron de la discusión liberal, libertaria y comunitaria acerca de los principios de justicia a la consideración de modelos deliberativos y/o procedimentales para la justificación de la acción y la toma de decisiones.Contemporáneamente con estos debates y líneas de reflexión, el pensamiento llamado continental fue de la ortodoxia estrictamente relacional de los modelos estructuralistas -tanto de base lingüística como etnográfica- de coexistencia social a la crítica posestructuralista y deconstructiva de toda metodología establecida de estudio de la sociedad moderna, el régimen democrático o los fenómenos políticos y sociales en general.Estas dos tradiciones intelectuales, ya clásicas del pensamiento moderno y contemporáneo, tendieron durante los últimos años aperder fuerza tanto crítica como interpretativa. De todos modos, en la última década dos nuevos debates emergieron en diálogo con los mencionados. Por un lado, desde la izquierda teórica y política se reactivó la cuestión delconflicto y la lucha política abrevando en novedosas fuentes, en particular mediante la recuperación de la mirada controvertida pero tremendamente sofisticada de Carl Schmitt. Fue por la puerta de este giro teórico que la cuestión de lo teológico-político se convirtió una vez más en campo central de la teorización política, social y jurídica. Por otro lado, autores desprendidos de las tradiciones fenomenológica (o post-fenomenológica) y post-marxista, en diálogo con los legados del post-estructuralismo, contribuyeron a re-problematizar las cuestiones de la democracia, la emancipación y la igualdad desde abordajes alimentados a su vez por fuentes que fueron de la teoría estética moderna y contemporánea hasta campos tan diversos como la teoría crítica de tradición frankfurtiana y la sociología cultural.Los textos reunidos en este libro buscan intervenir en tales debates, tomando posición en ellos, cuestionando algunas de las perspectivas hoy predominantes a la vez que abren un conjunto de interrogantes críticos en torno a lo político -entendido como el modo en que la sociedad se ordena y desordena a sí misma-. Así, a través del diálogo con estos dos últimos nudos de problematización conceptual del pensamiento social y político contemporáneo, los textos que componen este libro delinean una perspectiva propia que, aun en sus diferencias, se perfila como una visión alternativa no sólo a las miradas que integran dicho debate sino también al modo en que se problematizan nudos centrales de la trama de lo político.El eje que recorre transversalmente a estas consideraciones está dado por el interés por lo estético, para a partir de su lógica y de sus especificidades, problematizar a lo político. Así es como larelación entre lo estético y lo político se constituye en una de las preocupaciones centrales de estos artículos, pues sólo a partir del primero creemos es posible adentrarnos en las particularidades del último. A su vez, como una suerte de leit motiv que de diversas maneras deja su estilo en los distintos artículos, se pone en juego un pensamiento de raíz dialéctica para conformar y abordar los interrogantes que emergen de la relación entre lo estético y lo político. Perspectiva dialéctica cuyo estilo no tiene lugar en elmentado debate de la última década, no sólo porque ninguna de las concepciones que lo conforman lo pone en juego, sino porque tampoco ha sido objeto de la discusión o cuestionamiento por parte de ellas (incluyendo a las que se afincanen terreno post-marxista). Por eso puede considerarse que la puesta en juego de un estilo dialéctico es una segunda marca distintiva de la propuesta deconjunto que surge de este libro.
rds']