IDIHCS   22126
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES EN HUMANIDADES Y CIENCIAS SOCIALES
Unidad Ejecutora - UE
artículos
Título:
Reflexiones en torno al actor griego trágico
Autor/es:
CAROLINA REZNIK
Revista:
O livro do Tempo: Escritas y reescritas. Teatro Greco-Latino e sua recepcao
Editorial:
Universidad de Coimbra
Referencias:
Lugar: Coimbra; Año: 2016 p. 211 - 211
ISSN:
2182-8814
Resumen:
Si bien el concepto de representación teatral es moderno, no se puede negar que de todosmodos en Grecia había representaciones teatrales que poseían característicaspeculiares (que, a su vez, debieron haber respondido a distintas concepcionesde lo que haya sido el ámbito de la representación). Consciente de la distanciatemporal, y sin suponer que la noción moderna de teatro (y, por ende, la de suautonomía) está presente, creo que sí existían espectáculos teatrales conciertas características que pueden ser estudiadas en su particularidad. Poética de Aristóteles es uno de losdocumentos más antiguos respecto al teatro en general y privilegiado respectoal teatro griego.[i]Asimismo, algunos pasajes de Retóricaofrecen argumentaciones especialmente relacionadas con el hacer actoral porquelos principios de esa disciplina son relevantes en lo que respecta a laactividad del habla dentro del propio drama y, también, en relación con lacomposición de las acciones ya que permite brindarles a ellas cualidades aptaspara el efecto trágico (Sinnott, 2009) [ii].En este artículo propongo un acercamiento al actor trágico griego a partir dedichos textos. Seguimos en nuestro abordaje a G. M. Sifakis (?Looking for the actor´s art in Aristotle?,2002) e inscribimos el análisis en la concepción del mundo clásico concebidocomo una cultura performativa(Goldhill y Osborne ed. (1999). PerformanceCulture and Athenian Democracy).                                                                                                                                                                                                            [i] Consideramos que el tratado posee argumentaciones tanto descriptivasdel teatro de la época como normativas según el pensamiento aristotélico (Hallivell,1986)[ii] El libro III, principalmente, es rico al respecto. Esto se debe, enparte, a características comunes que comparten el orador y el actor.