IDIHCS   22126
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES EN HUMANIDADES Y CIENCIAS SOCIALES
Unidad Ejecutora - UE
artículos
Título:
Fundamentos para un Nuevo paradigma en el abordaje de la prevención de enfermedades
Autor/es:
PAGANINI AMALIA; TARDUCCI GABRIEL ; GANDINI AGUSTINA; GÁRGANO SOFÍA; PALLARO ANABEL
Revista:
Revista Española de Medicina Preventiva y Salud Pública.
Editorial:
V. Pastor. Director
Referencias:
Año: 2016 vol. 22
Resumen:
Introducción La salud pública se enfrenta al desafío de contener el aumento de las enfermedades no transmisibles (ENT) y en especial las de tipo cardiovasculares, metabólicas y degenerativas. La prevalencia de estas alteraciones ha ido en aumento en las últimas décadas. Los países hacen ingentes esfuerzos en diseñar programas y estrategias preventivas, que la mayoría de las veces resultan poco exitosas. Por otro lado, la calidad de vida se ve afectada por los mismos factores que propician el desarrollo de estas enfermedades. En un proceso dialéctico, salud y calidad de vida son componentes inseparables. En algún sentido, ambas están condicionadas por los hábitos y estilos de vida. Cuando se habla de hábitos y estilos de vida, se hace referencia al consumo habitual de alimentos, al patrón de actividad física y el consumo de tabaco, entre otros. El conjunto de conductas relacionadas con estos y otros hábitos, influye directamente sobre el bienestar, el rendimiento y la salud. De aquí que las campañas preventivas, hayan estado dirigidas a mejorar el consumo de alimentos. Durante décadas, ha prevalecido la idea de que algunas enfermedades cardiometabólicas tienen su origen en los hábitos nutricionales, vinculando el consumo de altas cantidades de energía con el aumento de peso por ejemplo. En este sentido históricamente se ha relacionado el consumo de azúcar refinado con al riesgo de desarrollar diabetes mellitus. Estas afirmaciones se basan en relaciones estadísticas verosímilmente causales. Pero el verdadero origen de muchas enfermedades de la modernidad, radica en el desfasaje que existe entre lo biológico y lo social. Mientras que el cuerpo, sus aparatos y sistemas, permanecen inalterables desde hace miles de años, la tecnología cambió radicalmente.
rds']