IDIHCS   22126
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES EN HUMANIDADES Y CIENCIAS SOCIALES
Unidad Ejecutora - UE
artículos
Título:
Lo que sólo las chicas saben. El amor entre mujeres en las poetas jóvenes de los 90
Autor/es:
MALLOL, ANAHI DIANA
Revista:
Lectures du genre
Editorial:
Lectures du Genre
Referencias:
Año: 2012 p. 13 - 13
ISSN:
0328-8188
Resumen:
El trabajo analiza el tema del amor entre mujeres en la llamada poesía de los jóvenes de los 90 en la Argentina. En las poéticas nucleadas en torno a Belleza y Felicidad y Zapatos Rojos (dos espacios femeninos de los 90) no se puede ver ni una reivindicación ni un rechazo militantes homo u heterosexuales. Hay un juego con los bordes del cuerpo sexuado y sus posibles orientaciones sexuales, así como hay un juego en los bordes de los géneros literarios y de sus clisés, y de los géneros discursivos y los estereotipos socio-culturales en torno a las mujeres y lo lesbiano.   Daniel García Helder y Martín Prieto leyeron, en un artículo que fue fundador de una crítica sobre los 90, en las poéticas pop emergentes entre las mujeres de los 90, a la que decidieron definir como neobarroco implosivo, gay y bulímico la banalidad de un mundo conquistado por las mercancías. También las describieron como poéticas que daban cuenta del insight repentino que dice que “el ser no está más allá de las cosas, sino que sólo se hace tangible en ellas” (GARCIA HELDER-PRIETO 1998). Sin embargo es posible ver en estos juegos verbales algo más que eso: un gesto político post (post-vanguardista, post-feminista, post-neobarroco, al que podríamos llamar lesbopop) en esos “dedos que sólo las chicas saben meter aplastando Bubaloos” (MARIASCH 1997: 35).   La voz que construyen Mariasch, Laguna, Pavón, Bejerman, Freschi, es una voz, ante todo, a la defensiva, una voz impostada. El reclamo, que mima más una enunciación adolescente que infantil, sobre todo cuando juega el rol de la falta de afecto como pose, deja ver en su doblez su perfecta y definitiva pérdida de inocencia. La ex niña en el personaje que aparece reiteradamente en los poemas ve surgir en ese espacio devastado su identidad o su falta de identidad: un cuerpo de hijo desaparecido en espejo por la desaparición del padre ausente, un padre narcisista que no devuelve la mirada que más importa, la que podría volverla sexy. A partir de ese lugar errado, la voz se flexiona sobre sus marcas de género y de generación.