IDIHCS   22126
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES EN HUMANIDADES Y CIENCIAS SOCIALES
Unidad Ejecutora - UE
artículos
Título:
Historia editorial con moraleja
Autor/es:
DE DIEGO, JOSE LUIS
Revista:
Amerika. Mémoires, identités, territoires
Editorial:
Laboratoire Interdisciplinaire de Recherche sur les Amériques
Referencias:
Año: 2012 p. 1 - 1
ISSN:
2107-0806
Resumen:
Cuando lo conocí, R. ya tendría cuarenta. Un hombre de esos con el pelo como un cepillo, que anda bronceado todo el año, que ostenta ropa de marca y que cuando entra a un boliche estira el cogote, ansioso por conocer a alguien y que otros lo reconozcan a él. Había hecho una buena carrera en Económicas y la influencia decisiva de un profesor le dio la oportunidad de hacer un posgrado en el exterior en algo que llaman Business Process Management, y que ignoro prolijamente qué diablos es, pero con semejante nombre ha de ser importante. Cuando volvió al país, como un amigo que andaba en política le había conseguido un carguito en gestión cultural, R. lo puso bien resaltado en su curriculum y lo contrataron en un grupo editorial. Era uno de esos grupos que hicieron dinero en negocios financieros, inmobiliarios o en los medios de comunicación y, en su afán de multiplicar sus ingresos y acumular capital y poder, compran empresas de cualquier cosa. Los tipos compraron una editorial de prestigio, echaron a los editores de carrera y contrataron al personaje del que vengo hablando. Le dijeron que había que hacer crecer la rentabilidad, que nada de libros cultos, para intelectuales, que querían ?un sello con fuerte presencia en el mercado?. R. hablaba de un autor como ?una marca que hay que imponer? mediante una estrategia de ?advertising?, del público lector como un ?target?, y decía, con una mezcla de ironía y orgullo, que él era un editor de ?fast-sellers?. Editó libros con consejos para contratar una mucama, libros de confesiones de un jugador de fútbol, libros en los que se explica cómo una modelo alcanzó el camino espiritual, libros para que empresarios de éxito encuentren su yo interior, libros en los que se narran las aventuras amorosas de Manuel Belgrano, libros en los que políticos mediáticos hablan doscientas páginas de sí mismos, libros con biografías supuestamente no autorizadas de algún famoso enredado en las drogas o el alcohol, libros sobre los cincuenta beneficios que nos provee la zanahoria. Quiso vender libros como se venden detergentes o zapatos, y fracasó. Al año y medio lo echaron. Creo que los del grupo vendieron la editorial porque ?no era rentable?. A esta altura, el lector podrá suponer que exagero, pero no es así: cuando visité la Feria del Libro 2008, el libro mejor expuesto en el stand de Planeta (el grupo editorial más poderoso de nuestra lengua) era ¿Qué me pongo?, de la top model Valeria Mazza. Pero, claro, no todo es lo mismo.