IDIHCS   22126
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES EN HUMANIDADES Y CIENCIAS SOCIALES
Unidad Ejecutora - UE
artículos
Título:
Televisión, identidades y ciudadanía: estrategias políticas y estrategias audiovisuales en cuatro actos de Cristina Fernández de Kirchner
Autor/es:
FERNÁNDEZ MARIANO NÉSTOR Y CINGOLANI GASTÓN
Revista:
Actas 1° Jornadas de Debates Actuales de la teoría política
Editorial:
Seminario Abierto de Debates Actuales de la Teoría Política
Referencias:
Año: 2010 p. 1 - 1
ISSN:
1852-0308
Resumen:
También la televisión puede ser un problema de teoría política. Tal vez un problema lateral, pero insoslayable si se atiende a las condiciones en que se desarrolla la acción política en las sociedades contemporáneas, altamente mediatizadas. Precisamente, el presente trabajo se propone reflexionar sobre algunos problemas de la política mediatizada, particularmente aquellos derivados de la transformación de los esquemas de representación e identificación introducidos por el discurso televisivo en el campo político, lo que supone la compleja interacción entre los actores políticos, los medios y la ciudadanía. Son algunas de esas cuestiones las que pretendemos indagar a partir del análisis de una serie de discursos televisados de Cristina Fernández de Kirchner durante el conflicto que enfrentó al Gobierno Nacional con el sector agropecuario durante el 2008. Señalemos al menos dos problemáticas que nos alientan a indagar en los vínculos entre televisión y política. En primer lugar, está aquello que Rancière identifica como el problema de la política: el encuentro entre la lógica de policía y la lógica política y la configuración de una esfera de experiencia en que esas lógicas se tensionan. “La política es, primero, el conflicto sobre la existencia de esa esfera de experiencia, la realidad de esos objetos comunes y la capacidad de esos sujetos”. Los medios, y la televisión en particular, son un problema político en este sentido: son una esfera de experiencia (un campo de lo visible) que puede convertirse en un espacio del litigio por la igualdad; son, por lo tanto, un espacio de partición de lo sensible, de conflicto entre una lógica de policía y una lógica de la política. La televisión se constituye en una de las escenas sociales en que los colectivos políticos se nos hacen visibles –de un modo que es preciso indagar. Por lo tanto, uno de los problemas a estudiar es el modo de construcción, en la televisión, de las esferas de visibilidad (que son, también, esferas de inteligibilidad de los conflictos políticos) más allá de las perspectivas que la conciben como un mero lugar de figuración o representación secundaria. El segundo problema toca directamente a las preguntas por el funcionamiento de la representación política y por tanto, el vínculo entre los nombres (individuales o colectivos) y los grupos sociológicamente determinados. Es decir, un problema de discursividad política. Laclau y Rancière coinciden en este punto: las identidades políticas no se pueden asimilar a “una parte sociológicamente determinable de una población” (Rancière, 2007: 126) o “con actores sociales que poseen una ubicación diferencial particular” (Laclau, 2005: 307). Precisamente, como la televisión, en tanto dispositivo tecnológico, está condenada a escenificar los cuerpos individuales (incluso cuando estos aparecen en instancias de manifestación colectiva) ella nos devuelve el problema de la constitución de los colectivos, de la escenificación social de las comunidades, y, en consecuencia, el problema de la inscripción de los cuerpos en los colectivos y de esos colectivos en los imaginarios políticos.