CONTRATADOS
FAINBOIM Leonardo
congresos y reuniones científicas
Título:
Polimorfismos genéticos de TGF-B1 e IL-10 asociados al desarrollo de fibrosis en pacientes con HCV.
Autor/es:
PALADINO N, FLORES AC, FAINBOIM H, THEILER G, SCHRODER T, MUÑOZ AE, GALDAME O, ARRUVITO L, FAINBOIM L
Lugar:
Mar del Plata, Buenos Aires
Reunión:
Congreso; LI Reunión Científica de la Sociedad Argentina de Investigación Clínica-LIV Reunión Científica de la Sociedad Argentina de Inmunología,; 2006
Institución organizadora:
SAIC-SAI
Resumen:
Gran parte de los individuos infectados con el virus de la Hepatitis C (HCV) desarrollan la enfermedad crónica (60-80%),la cual frecuentemente evoluciona hacia la cirrosis y el carcinoma hepatocelular. El hallazgo de factores predictivos es importante a fin de evitar dichos procesos patológicos. Recientemente hemos demostrado la implicancia de la interleucina-10  IL-10) como factor anti-fibrogénico. En cambio, el Transforming Growth Factor-â1 (TGF-â1) es una citocina con actividad inmunoregulatoria y pro-fibrótica. En los pacientes con HCV, los niveles de TGF-â1 en el suero y en el hígado correlacionan positivamente con el grado de fibrosis. Nosotros investigamos mediante la técnica SSOP (sequence-specific oligonucleotide probing) dos polimorfismos ubicados en la secuencia señal en el exon 1 del gen de TGF-â1 que afectan los niveles de expresión de la misma (Leu10Pro y Arg25Pro). Estos polimorfismos se analizaron solos y en combinación con polimorfismos en el promotor de IL-10 en 245 Argentinos infectados con HCV agrupados en función de la evolución de la enfermedad. Resultados:Hallamos en los pacientes con HCV una disminución enla frecuencia del alelo 25Pro (bajo productor) en comparación con los controles (p=0.043, OR=0.55). Esta disminución resultó más evidente en individuos que presentan algún grado de fibrosis (F1-4; p=0.018, OR=0.25). El análisis conjunto del polimorfismo de TGF-â1 e IL-10 reveló un incremento en la frecuencia de individuos 25Pro+ IL-10GG (posición -1082: genotipo alto productor) en los pacientes que no desarrollan fibrosis (F0; p=0.045, OR=0.09). En conclusión, la capacidad genética de producir elevados niveles de TGF-â1 sería un factor de riesgo para la evolución a cirrosis. Por el contrario, elevados niveles de IL-10 contribuyen a prevenir el desarrollo de fibrosis en pacientes infectados con HCV