IANIGLA   20881
INSTITUTO ARGENTINO DE NIVOLOGIA, GLACIOLOGIA Y CIENCIAS AMBIENTALES
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Evolución y relación de los termokarst con los surges ocurridos en el glaciar Horcones Inferior, Aconcagua, Mendoza, Argentina
Autor/es:
LENZANO, MARÍA GABRIELA; TROMBOTTO, DARÍO
Lugar:
Malargüe
Reunión:
Jornada; E-ICES 5; 2009
Institución organizadora:
International Center for Earth Sciences
Resumen:
El presente trabajo analiza la evolución temporal de los termokarst en el glaciar reconstituido y cubierto Horcones Inferior, Mendoza, Argentina, que desde hace años viene siendo monitoreado en forma discontinua por el IANIGLA, CCT CONICET, Mendoza. El glaciar Horcones Inferior está ubicado a los 32º 41’ L. S. y 69º 57’ L. W., en el Parque Provincial Aconcagua, al pie de la pared sur del Cerro Aconcagua, y tiene una extensión de 11 km aproximadamente, así mismo, forma parte de un grupo de glaciares que proveen agua a la cuenca del Río Mendoza, a través del río Horcones. El Río Mendoza representa el recurso hídrico más importante para el desarrollo de la economía del oasis norte de la Provincia de Mendoza. Este glaciar constituye un ambiente fuertemente inestable y con termokarsts que presentan frecuentemente lagos internos. Se utilizaron para el trabajo métodos de captura de datos indirectos que aportaron conocimientos sobre la evolución de los termokarsts y cálculos en comportamientos anómalos del glaciar. El estudio y monitoreo de los termokarsts, con imágenes Landsat (1985 – 2006), permitió hacer inferencias sobre la dinámica glaciaria interna, también explicar su evolución con respecto a sus avances anómalos. El glaciar Horcones Inferior registró en el pasado fenómenos de “surges” muy importantes, algunos a principios del siglo XX, otro en la década del 80 y finalmente a principios del siglo XXI, que es objeto del presente estudio. Como indicadores del efecto de ablación, los termokarst, expresan también la estructura y la dinámica del hielo subterráneo por debajo de una cobertura sedimentaria de cierto espesor. La superficie con termokarsts con lagos, respecto de la superficie total del glaciar, varió entre 4,5 y 0 % cuanto terminó el último evento catastrófico registrado. Los lagos internos presentaron áreas promedio de 900 m2 con un diámetro medio de 90 m. Estas geoformas interactúan con “surges”, acelerando su ocurrencia. Las velocidades superficiales del glaciar en surge, fueron entre 11 m/d en escenarios temporales de corta duración, hasta 2 m/d en promedio para escenarios que abarcan varios años, como por ejemplo entre el 2003 y el 2005. Se piensa que el seguimiento en el tiempo de los termokarst podría ayudar a predecir un fenómeno surge o alertar sobre su posible ocurrencia. Este método, con imágenes de archivo, representa una herramienta fundamental para realizar la reconstrucción histórica de eventos paraglaciales y criogénicos, catastróficos y no catastróficos.
rds']