IANIGLA   20881
INSTITUTO ARGENTINO DE NIVOLOGIA, GLACIOLOGIA Y CIENCIAS AMBIENTALES
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Caracterización sedimentológica de un lóbulo de desbordamiento a partir de atributos tafonómicos en un terópodo
Autor/es:
CASAL, GABRIEL; IBIRICU, LUCIO; FOIX, NICOLAS; GONZÁLEZ RIGA, BERNARDO J.; MARTINEZ, RUBEN
Lugar:
Colonia
Reunión:
Congreso; V Congreso Latinoamericano de Paleontología de Vertebrados; 2015
Resumen:
El terópodo UNPSJB-Pv 1003 procede de la Fm. Bajo Barreal (Cenomaniano-Turoniano) y fue recuperado de un depósito interpretado como lóbulo de desbordamiento. Litológicamente, incluye areniscas gruesas que decrecen a medianas, intraclastos arcillosos, abundante matriz pelítica y piroclástica, macizas y paleocorrientes de media 10° (n=1). Del total de restos fósiles recuperados (n=69), el 36,2% son vértebras caudales, el 97% estaban desarticulados, el 94% presentan un grado de meteorización asignable a estadio 2 y el restante 6% un estadio 1 de Behrensmeyer (1978). La orientación dominante de los restos es 20°, sugiriendo la acción de un flujo hidráulico unidireccional que reorientó los elementos subparalelos a la paleocorriente. Para Voorhies (1969) este alineamiento se genera cuando el espesor de agua del curso fluvial los cubre completamente. Para Behrensmeyer (1990) es propia de corrientes de alta energía. El 76,2% de los elementos pertenecen al grupo I de Voorhies (1969), del cual el 47,1% son vértebras caudales (n=25). Esto representa una acumulación altamente selectiva, ya que este grupo incluye los elementos esqueletales más fáciles de ser transportados por un flujo unidireccional. Además, la relación número de dientes aislados vs. el número de vértebras permite determinar el grado de selección hidrodinámica, siendo cercana a 1:1 cuando hay ausencia de selección. En el depósito aquí estudiado, este índice tiene un valor bajo (9/25= 0,36), indicando una selección por parte del flujo. La distribución lateral de restos comprende un área de 5 m2 y la distribución vertical tiene lugar en el tercio inferior del depósito en un espesor de 0,35 m. Los elementos grandes y pesados yacían en la base del depósito con evidencias de abrasión, mientras que los más pequeños estaban suspendidos e intactos. Esto indica que los primeros fueron trasportados por tracción y rolido, mientras los últimos separados del fondo, debido a una combinación de su radio hidráulico aparente y la rigidez de la matriz en su transporte. De esta manera, se interpreta que el flujo tuvo capacidad de seleccionar los restos esqueletales generando una concentración de elementos del grupo I en la dirección del escurrimiento y una dispersión vertical de los restos pequeños. Con estas evidencias sedimentológicas y tafonómicas se concluye que el lóbulo de desbordamiento donde se preservó el terópodo se corresponde con un flujo hiperconcentrado, asociado al desconfinamiento y pérdida de capacidad de transporte de un flujo en el ámbito de la planicie de inundación proximal de la Fm. Bajo Barreal.
rds']