IANIGLA   20881
INSTITUTO ARGENTINO DE NIVOLOGIA, GLACIOLOGIA Y CIENCIAS AMBIENTALES
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Caracterización de fallas activas del piedemonte mendocino (32º50´-33º S)
Autor/es:
MOREIRAS SM., GIAMBIAGI LB., SPAGNOTTO S., NACIF S , MESCUA J.
Reunión:
Congreso; XV Reunion de Tectónica; 2012
Resumen:
El frente orogénico activo de los Andes Centrales, entre los 32° y 33° S, se encuentra en el piedemonte mendocino (Fig. 1), ubicado en el sector oriental de la unidad morfoestructural de la Precordillera. El mismo posee importante actividad sísmica correspondiente a sismos de intraplaca corticales someros (< 30 km de profundidad) asociados a esfuerzos compresivos relacionados a la interacción de las placas Nazca y Sudamericana. La historia sísmica de la región centro-oeste de Argentina es ampliamente conocida, ya que sismos de gran magnitud han sido reportados desde 1575 en la ciudad de Mendoza. Estructuralmente este frente orogénico activo está compuesto por una serie de fallas inversas meridionales con inclinación tanto hacia el este como el oeste y fallas transcurrentes de rumbo NO y ENE. Dichas fallas poseen registro de actividad holocénica, algunas de ellas con registros de actividad sísmica histórica. Una tasa de deformación regional de ~3 mm/año se ha medido mediante GPS en este sector de Precordillera, pero se desconoce si esta deformación es uniforme en el retroarco, posiblemente concentrada en unos 50 km de ancho del frente orogénico, o bien si dicha deformación se esta acumulando en alguna/s estructura/s específica/s (Brooks et al., 2003; Kendrick et al., 2006). Las principales estructuras con expresión superficial, identificadas mediante sensores remotos, han permitido evaluar su potencial peligrosidad en base a parámetros morfométricos, sin embargo se carece de estudios de detalle que permitan establecer el grado de actividad de dichas fallas. Se desconocen además las tasas de desplazamientos y los mecanismos focales de los sismos asociados a estas fallas. De la misma forma, no se ha analizado la posible presencia de fallas ciegas y la peligrosidad asociada a los fallamientos transversales que desplazan las estructuras principales. Esto limita la evaluación de la peligrosidad sísmica del área lo cual es fundamental para un ordenamiento territorial adecuado y el establecimiento de los códigos de construcción edilicia sismo-resistente que deben contemplarse en la construcción de infraestructuras en este sector.
rds']