IANIGLA   20881
INSTITUTO ARGENTINO DE NIVOLOGIA, GLACIOLOGIA Y CIENCIAS AMBIENTALES
Unidad Ejecutora - UE
capítulos de libros
Título:
Desde la interdisciplina: análisis dendrocronológico del pecio de ZenCity. ¿qué nos dicen los anillos de crecimiento de sus maderas?
Autor/es:
MUNDO, I.A.
Libro:
Un mercante español en el puerto de Buenos Aires: historias y hallazgos en Puerto Madero
Editorial:
Dirección General de Patrimonio e Instituto Histórico. Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires
Referencias:
Lugar: Buenos Aires; Año: 2012; p. 80 - 85
Resumen:
La dendrocronología (del griego: dendron: árbol; khronos: tiempo y logia: estudio) es la técnica que permite estudiar la historia temporal de los árboles debido a la datación anual de sus anillos de crecimiento. Muchas especies arbóreas y arbustivas tienen la capacidad de definir bandas de crecimiento o anillos de forma anual. En función de los patrones de crecimiento observados en la madera de árboles vivos y de cualquier objeto construido con este material, los mismos pueden ser combinados para la construcción de largas series temporales de ancho de anillos. De esta manera, constituyen verdaderos registros históricos ambientales. La dendrocronología además de permitir el estudio de procesos ambientales también permite analizar la historia cultural. Dentro de la gran cantidad de subdisciplinas existentes, la dendroarqueología se encarga de fechar muestras arqueológicas para determinar, por ejemplo, el año exacto en el cual un árbol fue abatido y utilizado en la construcción de edificios, barcos o cualquier otro objeto y también determinar su procedencia. En el caso del Pecio de Puerto Madero, debido a la evidencia aportada por numerosas fuentes, la utilización de técnicas radiocarbónicas no resultaba de gran utilidad para su fechado debido al gran margen de error. Por ello, la dendrocronología surgió como la alternativa más precisa para fechar su construcción a través de los patrones de crecimiento de sus maderas. Con ese objetivo, se obtuvieron 26 secciones transversales completas de las cabezas de cuadernas, placas de forro, trabanquín e incluso de un trozo de la quilla que se halló desprendido del casco. Una vez extraídas, todas las muestras fueron acondicionadas y procesadas según los procedimientos dendrocronológicos estándar. De esta manera, las muestras fueron secadas gradualmente y luego pulidas con lijas de granulometría ascendente hasta lograr superficies sin imperfecciones. Posteriormente, todo el material fue analizado bajo lupa binocular (hasta 50x), procediéndose a su fechado provisorio y posterior medición. Solamente se consideraron las muestras de roble (Quercus robur o petraea) por ser el material mayoritario y con amplios antecedentes en dataciones dendroarquelógicas. La longitud temporal de las muestras varió entre 24 y 80 años; siendo la más larga la correspondiente al trabanquín. El ancho de anillo medio de todas las muestras presentó un valor de 2,7 mm, observándose grandes bandas de crecimiento de 12,5 mm de ancho. Los patrones de crecimiento han sido comparados con numerosas cronologías de referencia de Europa, principalmente de Francia debido a la posible proximidad geográfica al lugar de origen del pecio y por poseer registros con longitudes temporales mayores a 300 años. Preliminarmente, el fechado dendrocronológico ubica la construcción del pecio en mediados del siglo XVIII. Sin embargo, aún se siguen analizando estas muestras de modo de lograr una mayor certeza estadística del fechado.
rds']