IFLP   13074
INSTITUTO DE FISICA LA PLATA
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Estabilidad térmica de nanoesferas de circona
Autor/es:
P. C. RIVAS, A. F. PASQUEVICH, J. A. MARTÍNEZ, M. C. CARACOCHE, F. BONDIOLI AND A. M. FERRARI
Lugar:
San Luis
Reunión:
Congreso; 91ª Reunión de AFA; 2006
Institución organizadora:
Asociación Física Argentina
Resumen:
En experimentos de cromatografía líquida se ha ensayado recientemente el uso de microesferas de circona como soporte de la fase estacionaria debido a su mayor estabilidad química y térmica respecto al tradicional soporte de sílica. La vía de preparación de nanopartículas esféricas de tamaño homogéneo parece un factor determinante en la calidad del soporte. El conocimiento de la nanoestructura y su comportamiento térmico resulta un aporte significativo al desarrollo de la técnica de la cromatografía líquida. En este trabajo se han estudiado nanoesferas de circona de 30 y 230 nm preparadas por el método de Sol-Gel. Ambas muestras han sido caracterizadas mediante análisis térmicos, difracción de rayos x en función de la temperatura y Correlaciones Angulares Perturbadas (PAC) entre temperatura ambiente y 1000C. Los análisis térmicos muestran que los procesos de secado, quemado de orgánicos, cristalización y subsiguiente absorción de oxígeno son similares para ambas muestras. Los resultados de difracción evidencian que las nanoesferas estabilizaron en la forma tetragonal de la circona, fase que perdura hasta 1200C. Los experimentos PAC muestran dos componentes en la interacción hiperfina hasta la temperatura de cristalización, siendo una de ellas común a ambas nanoesferas. La cristalizacíon la fase tetragonal está acompañada por una pequeña fracción de fase cúbica. A mayores temperaturas las nanoesferas de 30 nm (a diferencia de las de 230 nm) muestran la aparición de ~10% de una fase precursora de la forma monoclínica. A 1000C la fase monoclínica surge en 18% y enfriando a temperatura ambiente la circona es completamente monoclínica. Por otro lado las nanoesferas de 230 nm permanecen estabilizadas hasta 1000C volviéndose 50% monoclínica al enfriar.
rds']