INENCO   05446
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES EN ENERGIA NO CONVENCIONAL
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
GEOLOGIA DEL PROSPECTO VICUÑA MUERTA: EMPLAZAMIENTO MÚLTIPLE Y CONTROL ESTRUCTURAL DE CUERPOS SUBVOLCÁNICOS MIOCENOS EN EL BORDE ORIENTAL DE LA PUNA AUSTRAL. SALTA
Autor/es:
NESTOR SUZAÑO; RAÚL BECCHIO; MARCELO ARNOSIO
Lugar:
Neuquen
Reunión:
Congreso; XVIII CONGRESO GEOLÓGICO ARGENTINO; 2011
Institución organizadora:
Comité Organizador del XVIII CGA
Resumen:
En el borde oriental de la Puna Austral  se emplazan cuerpos volcánicos y subvolcánicos con desarrollo de alteraciones hidrotermales y concentración de minerales de interés económico. Son producto del magmatismo cenozoico, que se manifestó a partir del Mioceno Medio (11-15 Ma), representado en la región por lavas andesíticas y dacíticas, integradas en la Formación Tebenquicho (González, 1983), secuencias piroclásticas intercaladas en depósitos sedimentarios de la Formación Catal y cuerpos subvolcánicos que integran la Formación Inca Viejo (González, 1984). Este  magmatismo se produjo antes de la fase de mayor deformación y engrosamiento cortical en la Puna (Fase Quechua) a partir de magmas que evolucionaron en niveles intermedios de la corteza. El prospecto Vicuña Muerta consiste en cuerpos subvolcánicos de composiciones riolíticas y traquidacíticas. Intruyen a numerosos y extensos cuerpos graníticos de dimensiones batolíticas y gabros del Ordovícico inferior pertenecientes al Complejo Eruptivo Oire. Los granitoides y gabros, están emplazados en rocas metamórficas de bajo y alto grado. La edad, por el método K-Ar en sanidina de un intrusivo riolítico asociado al prospecto Vicuña Muerta es de 18.9±0.5 Ma (JICA/MMAJ, 2002). El Prospecto se encuentra en el borde occidental de una estructura paleozoica, reactivada durante el Mioceno, denominada como Oire-Diablillos-Cerro Galán, en el ámbito de la Puna Austral. Forma parte de una serie de pórfidos riolíticos-dacíticos pertenecientes a la Formación Inca Viejo, dispuestos en dirección norte-sur, con una extensión de aproximadamente 18 km. Se observa claramente, en la zona del prospecto, una estructura anular conspicua de aproximadamente 6 km de diámetro, ocupada actualmente por quebradas que rodean el cuerpo y otra que atraviesa la zona central del Prospecto, dividiendo al cuerpo en dos serranías: norte y sur respectivamente. La estructura anular, es el resultado de la reactivación de zonas de deformación dúctil regionales de rumbo meridiano y locales de rumbo ONO, originadas durante los eventos téctono-metamórficos del Neoproterozoico-Eocámbrico y del Paleozoico inferior (orogenía oclóyica). La reactivación se produjo durante la orogenia Andina, específicamente durante la fase Pehuenche (Hongn y Seggiaro, 2001) en su etapa de relajación.  La reactivación de estas estructuras regionales (N-S) y locales (ONO), generaron nuevos sistemas de fallas de tipo transtensivo sinestral. Durante la evolución de este estrucutra se desarrollaron conjuntos de fallas con terminaciones en cola de caballo en ambos bloques y fracturas R, R´ y P. Estas últimas afectaron principalmente a los cuerpos intrusivos miocenos y tuvieron un control importante en la distribución y migración de fluidos hidrotermales. El movimiento relativo de los bloques y la geometría de la estructura transcurrente, proporcionó un ambiente tectónico propicio para el ascenso de sucesivos pulsos de magmas en tres etapas, representadas por distintas facies del prospecto Vicuña Muerta. La estructuración se desarrollo en forma contemporánea con el emplazamiento de distintos pulsos de magmas, generando variaciones locales en el nivel de emplazamiento y en las tasas de cristalización de los distintos cuerpos. Desde el punto de vista geoquímico, las rocas analizadas del prospecto Vicuña Muerta, son similares y homogéneas. Poseen altos contenidos de SiO2, con variaciones entre 75,87 a 77,36 %. En el diagrama TAS, los cuerpos principales clasifican como riolitas y en menor medida como traquidacitas, enclaves alojadas en rocas riolíticas tienen composición traquidacítica. Todas la rocas analizadas pertenecen a la serie calcoalcalina alta en potasio. Sobre la base de las relaciones de campo, análisis de imágenes satelitales (Suzaño et al. 2010), estudio petrográfico y geoquímico, se identificaron tres cuerpos porfídicos subvolcánicos independientes, emplazados en tres etapas.  Denominados en este trabajo como facies de: Pórfido Riolítico de grano medio (MM); Pórfido Riolítico de grano fino (MF) y Pórfido Riolítico de grano muy fino (MMF). La facies MM, de mayor extensión areal, aflora en las zonas norte y central del prospecto. Se reconocen dos cuerpos (Figs. 1a y 1b) que se emplazaron en  distintos estadios, con un ∆t pequeño, en niveles superiores de la corteza (3-4 km de profundidad). La diferencia principal entre ambos cuerpos reside en las características texturales de la matriz y  una sensible variación del tamaño de sus fenocristales.  Petrográficamente se caracteriza por la textura porfírica con matriz de grano medio (de 5,4 a 6 mm). Asociado al primer intrusivo se produce una alteración sericítica leve en el borde norte del prospecto, afectando principalmente a la roca granítica de caja. La facies MF corresponde al segundo evento de intrusión (Fig. 1c) y aflora en el borde occidental del prospecto y en la entrada de la quebrada que atraviesa la zona central, sobre la margen derecha con una menor extensión areal que la facies MM. Su emplazamiento tiene lugar entre las rocas de caja y la facies MM, pero a un nivel superficial. Se encuentra asociada con magmas traquidacíticos, de menor volumen, con las cuales presenta relaciones de mezcla de magmas (?mingling?). Produce alteración de tipo sericítica afectando tanto a la roca de caja como a la facies anterior. Petrográficamente, posee una textura porfírica  con una matriz de grano fino (de 0.2 a 0.5mm). La facies MMF y diques riolíticos asociados, corresponden al tercer evento de intrusión (Fig. 1d) en niveles mas superiores de la corteza. Aflora en el borde occidental del cuerpo intrusivo, tanto en las serranías norte como en la zona sur y corresponden a la facies de menor extensión areal. Petrográficamente se caracteriza por una matriz felsítica microcristalina de grano  muy fino (< 0.1 mm). Produjo alteración hidrotermal del tipo argílica, silicificación y diseminados de molibdenita y pirita en la parte central del prospecto. Se le atribuye a esta facies la generación de venillas de cuarzo, brechamiento e intrusión de vetas hidrotermales. De esta manera, la estructuración se desarrollo en forma contemporánea con el emplazamiento múltiple de magmas, permitiendo que las distintas facies que componen el prospecto Vicuña Muerta definidas en este trabajo, se emplacen en niveles cada vez más superiores. El tipo de sistema estructural que controló el emplazamiento de los magmas fue transtensivo sinestral, alcanzando un grado evolutivo importante. Las fallas que afectaron principalmente a los intrusivos que componen el Prospecto, fueron aprovechadas principalmente como canales de circulación de agua meteórica y fluidos hidrotermales y controlaron también las distintas tasas de cristalización de los distintos magmas emplazados.
rds']