CIC   05421
CENTRO DE INVESTIGACIONES CARDIOVASCULARES "DR. HORACIO EUGENIO CINGOLANI"
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Actividad Física Programada: desde la adaptación molecular a la rehabilitación multifactorial. Fundamentos moleculares que explican el beneficio cardiovascular.
Autor/es:
YEVES ALEJANDRA M
Lugar:
Rosario
Reunión:
Simposio; XXXI Congreso Nacional de Cardiología,; 2013
Institución organizadora:
Federación Argentina de Cardiología.
Resumen:
Actividad Física Programada: desde la adaptación molecular a la rehabilitación multifactorial. Fundamentos moleculares que explican el beneficio cardiovascular.  Yeves, AM; Villa-Abrille MC; Nolly, MB; Pérez, NG; Escudero, EM; Ennis, IL. Centro de Investigaciones Cardiovasculares, UNLP-CONICET. Argentina.     Antecedentes. La hiperactividad del NHE-1 tiene un rol clave en el desarrollo de la hipertrofia cardiaca (HC) fisiológica, debido a que aumenta el  Na+ y el Ca+2 , favoreciendo la activación de calcineurina. Además, la inhibición específica del NHE-1 previen y/o regresa el desarrollo de la HC patologica. Sin embargo, aun no ha sido dilucidada su participación en la HC fisiológica. Debido a que el estiramiento del miocardio es el evento comun en ambos tipos de HC, nosotros especulamos que la hiperactividad del NHE-1 debería estar involucrada en ambos. Métodos. La HC fisiológica se indujo en ratas por una rutina de natación (90 min/día, 12 semanas) o en cardiomiocitos aislados expuestos a  IGF-I (10 nmol/L). Resultados. La rutina de natación indujo HC [sedentarias (S): Peso biventricular/longitud de la tibia: 22.0±0.3 vs. nadadoras (N) 24.3±0.7 mg/mm;; p<0.05] que se acompañó de menor rigidez miocárdica y y menor deposición de colágeno [1.7±0.05 (S) vs. 1.4±0.09 (N); p<0.05]. Se detectó activación de PI3-K/P-AKT y P-ERK1/2 en los corazones hipertrofiados [PI3-K: 153±18 (N) vs. 100±10 (S); P-AKT: 134±10 (N) vs. 100±5 (S); P-ERK1/2: 100± 18% (S) vs 164±17 (N) %]. Por otro lado, no se detectaron diferencias sinificativas en la expresión de: NHE-1 [100±8.5 (S) vs. 95±6.7 % (N)], o en calcineurina Aβ [100±10 (S) vs. 96 ±12 (N)].Sin embargo, se observó uaumento de la fosforilación del NHE-1 en Ser703. En los cardiomiocitos aislados IGF-I aumentó el area celular (111±2 vs. 100±2 %) y el cociente proteinas/DNA (109±1.8 vs. 100±1.5 %). Ninguno de estos efectos se previno por inhibición específica del NHE-1 con HOE642. IGF-I activó P-AKT (122±5.7 vs. 100±5.9; p<0.05). Aunque la natación aumentó la fosforilación del NHE-1 en Ser703 vía ERK1/2-p90RSK, (N, 194±35 vs. S,100±12 %). IGF-I dismiunyó significativamente la actividad del NHE-1 durante la recuperación del pHi inducida por acidosis sostenida (JH+ at pHi 6.8 mmol/L/min: 1.35±0.28 in IGF-1 vs. 3.02±0.65 in control, p<0.05), y abolió el desarrollo de la segunda fase de fuerza inducida por el estiramiento de músculos papilares, siendo éste un estimulo conocido que hiperactiva al NHE-1. Conclusiones. La hiperactividad del NHE-1 no está involucrada en el desarrollo de la HC fisiológica. Nosotros especulamos que la fosforilación inhibitoria del NHE-1 por AKT previene la hiperactividad del NHE-1 inducida por el estiramiento del miocardio. Esta modificación postraduccional representaría en un mecanismo adaptativo que evitaría su hiperactividad y no su actividad basal.  
rds']