CIC   05421
CENTRO DE INVESTIGACIONES CARDIOVASCULARES "DR. HORACIO EUGENIO CINGOLANI"
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Mecanismos moleculares de citotoxicidad inducidos por microcistina-LR en ratones tratados subcronicamente.
Autor/es:
LEZCANO NOELIA; LUCOTTI IGNACIO; SEDAN D; ANDRINOLO D; VITTONE LETICIA; MUNDIÑA-WEILENMANN CECILIA
Lugar:
Mar del Plata
Reunión:
Congreso; LV Reunión Anual de la Sociedad Argentina de Investigación Clínica (SAIC) y de la Sociedad Argentina de Fisiología (SAFIS); 2010
Institución organizadora:
Sociedad Argentina de Investigación Clínica (SAIC) y Sociedad Argentina de Fisiología (SAFIS)
Resumen:
La microcistina-LR (MC-LR) es una toxina producida por cianobacterias de agua fresca. Se sugiere que la acción de MC-LR se debe en parte a su capacidad de inhibir proteínas fosfatasas tipo 1 y 2A (PP1 y PP2A), lo cual deriva en hiperfosforilación proteica, desestabilización del citoesqueleto, activación de cascadas apoptóticas y muerte celular. Si bien estos efectos han sido ampliamente estudiados en células expuestas a MC-LR, poco se sabe acerca de las consecuencias de la exposición crónica a la toxina en el animal entero. Nuestro objetivo fue estudiar los mecanismos y cascadas de señales involucradas en los efectos de la toxina y los daños por ella ocasionados, en un modelo de administración prolongada. Para ello, se trataron ratones con dosis subletales de MC-LR (25 microg/kg i.p.) o con solución salina (control) durante 1 mes. La fragmentación del ADN y el incremento significativo de la relación entre las proteínas pro y anti-apoptóticas (Bax/Bcl-2) indicaron que la administración de MC-LR indujo apoptosis sólo en hígado y no en riñón, intestino o corazón. El análisis de homogenatos hepáticos demostró una disminución de la actividad de fosfatasas (12.44± 2.09 vs. 31.43±6.49 mU/ml en el grupo control n=3, p<0.05) debida a PP2A sin cambios en la actividad de PP1; disminución en la expresión de la proteína alfa-tubulina, componente esencial de los microtúbulos (45.56±7.65 % del control, n=9 p<0.05) y aumento de la fosforilación de p38-MAPK (137.93±11.64 % del control, n=5 p<0.05) y de la quinasa dependiente de Ca2+ y calmodulina (CaMKII) (419.35±67.83 % del control, n=9 p<0.05) sin cambios en la fosforilación de ERK1/2. Los resultados indican que la administración subcrónica de MC-LR produce apoptosis a nivel hepático, pudiendo estar mediada por dos vías apoptóticas independientes, CaMKII y p38-MAPK. Tanto la activación de estas vías como la disrupción del citoesqueleto podrían deberse a la inhibición de PP2A causada por la toxina.
rds']