CIC   05421
CENTRO DE INVESTIGACIONES CARDIOVASCULARES "DR. HORACIO EUGENIO CINGOLANI"
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
La Angiotensina II inhibe a la isoforma NBC1 del cotransportador Na+/HCO3- cardíaco.
Autor/es:
DE GIUSTI VC; AIELLO EA
Reunión:
Congreso; XVII Congreso Argentino de Hipertensión Arterial. Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial; 2010
Resumen:
El cotransportador Na+/HCO3- (NBC) regula el pH intracelular (pHi) de los miocitos cardíacos. En el corazón existen al menos dos isoformas del NBC, una electroneutra (NBC3) y otra electrogénica (NBC1). Esta última produce una corriente aniónica que acorta 25 % la duración del potencial de acción cardíaco (DPAC). La angiotensina II (Ang II) estimula al NBC durante la recuperación de la acidosis a través de la producción de especies reactivas del oxígeno (ROS) y activación de la MAP quinasa ERK1/2. Además, la Ang II aumenta la DPAC, efecto que resulta arritmogénico. Nuestro objetivo fue dilucidar el efecto selectivo de la Ang II (100 nM) sobre la actividad de NBC1 y su implicancia en la DPAC. Se midió el pHi mediante epifluorescencia en miocitos ventriculares de gato. La recuperación de la acidosis mediada por el NBC total se evaluó realizando pulsos de amonio (se induce una acidificación celular y se calcula el flujo de H+ (JH) a pHi 6.8). Para evaluar al NBC1 en forma aislada las células se sometieron a una despolarización de la membrana plasmática mediante la elevación del K+ extracelular (pulso de K+). En este caso los datos se expresan como aumento de pHi a los 14 minutos del pulso de K+. * indica p<0.05 vs control. El pulso de K+ produjo un aumento del pHi de 0.19±0.008 (n=6) que fue anulado por el inhibidor del NBC S0859 (10 μM, -0.004±0.016; n=5*) y por el anticuerpo funcional producido en nuestro laboratorio contra el lazo extracelular 3 del NBC1 (Acd3; 0.016±0.019; n=5*). La Ang II previno el incremento de pHi generado por el pulso de K+ (-0.008±0.018, n=5*), efecto que fue inhibido por el bloqueante de los receptores AT1, losartán (1 μM, 0.187±0.02, n=4) y por el bloqueante de la p38 quinasa, SB202190 10 μM (0.25±0.06, n=5). Por otro lado, la inhibición de la MAP quinasa ERK1/2 con U0126 10 μM y el secuestro de los ROS con MPG 2 mM no pudieron prevenir el efecto inhibitorio de la Ang II sobre el NBC1 (-0.07±0.04, n=3* y -0.02±0.05, n=8*, respectivamente). La aceleración en la recuperación tras la acidosis producida por Ang II fue significativamente mayor cuando las células se preincubaron, además de con Ang II, con SB202190 (JH 2.15±0.07 mM/min, n=5 vs 1.70±0.15 mM/min, n=8; p<0.05), demostrando que la Ang II tras unirse a sus receptores AT1, pone en marcha diferentes vías de señalización intracelular excitatorias e inhibitorias, siendo la p38 partícipe de esta última. En experimentos de patch-clamp comprobamos que en presencia de Ang II la DPAC no se acorta en presencia de bicarbonato  (0.54±3.4 %, n=6) indicando que el NBC1 es bloqueado por la hormona. Los resultados nos permiten concluir que la Ang II, actuando sobre sus receptores AT1, por un mecanismo ROS y ERK1/2-independiente y p38-dependiente inhibe al NBC1, pudiendo este efecto contribuir al estado proarritmogénico inducido por esta hormona.
rds']