CEQUINOR   05415
CENTRO DE QUIMICA INORGANICA "DR. PEDRO J. AYMONINO"
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
QUÍMICA A DISTANCIA...¿A DISTANCIA DE LA QUÍMICA?
Autor/es:
ALCIRA VALLEJO; CRISTINA POGLIANI; M MIHDI,; A,H.JUBERT
Lugar:
Olavarria
Reunión:
Congreso; Viii Jornadas De Enseñanza Universitaria De La Química. Xiv Reunión De Educadores En La Química; 2008
Institución organizadora:
Universidad del Centro
Resumen:
Las universidades tradicionales actualmente se enfrentan a exigencias crecientes de capacitación y a nuevos desafíos competitivos, por consiguiente han comenzado a implementar profundos cambios en su estructura organizativa y en su funcionamiento. Muchas de estas universidades están adoptando la estrategia bimodal, reconociendo la importancia del aprendizaje a distancia para brindar mejores y más avanzados recursos educativos a los alumnos. Las viejas concepciones de la educación como proceso de transferencia y recepción de información, que ven al aprendizaje como un proceso individual, fraccionado y lineal, van dejando lugar a las nuevas visiones que plantean el aprendizaje como un proceso natural, social, activo y no necesariamente lineal, integrado y contextualizado, centrado en el alumno y no en el profesor. Esta transformación de un aprendizaje mayormente centrado en el docente hacia uno centrado en el alumno, genera un aprendizaje más interactivo y motivador, donde el profesor no tiene ya el rol de transmisor del conocimiento y el estudiante de receptor pasivo de la información [1], sino que tanto unos como otros son participantes del proceso de aprendizaje, donde el docente tiene un rol facilitador del aprendizaje, colaborador, entrenador, tutor, guía y participante, y el estudiante tiene un rol de mayor responsabilidad y compromiso con su propio aprendizaje, produciendo y compartiendo el conocimiento, llevando a cabo actividades colaborativas con otros alumnos [2]. Para ello debe comprenderse la manera en que las TICs ayudan a implementar nuevas metodologías para el aprendizaje, más motivadoras, donde se logre un mayor compromiso de los alumnos, y donde éstos puedan construir con mayor independencia su propia formación, en concordancia con una sociedad basada en el conocimiento y en la superabundancia de información. Empleando las palabras de Coll [3] : “No es en las TIC, sino en las actividades que llevan a cabo profesores y estudiantes gracias a las posibilidades de comunicación, intercambio, acceso y procesamiento de la información que les ofrecen las TIC, donde hay que buscar las claves para comprender y valorar el alcance de su impacto en la educación escolar, incluido su eventual impacto sobre la mejora de los resultados del aprendizaje”. Dentro de este contexto se generó un curso de Química para estudiantes de las Ingenierías no químicas, dirigida a alumnos recursantes, en la modalidad a distancia mediada por computadora. Esta propuesta se encuentra en realización en la Cátedra de Química para Ingeniería de la Facultad de Ingeniería de la UNLP, donde hasta el presente se desarrollaba el dictado de la materia sólo en forma presencial. La necesidad de generar un curso de química a distancia mediado por computadora intenta resolver algunos de los problemas que se presentan en los alumnos que habiendo cursado enteramente la materia deben volver a cursarla. En este sentido tenemos dos poblaciones de alumnos claramente identificadas: a-      Los alumnos con problemas de horarios. Son aquellos que trabajan y por lo tanto no pueden concurrir al curso y/o han cursado y perdido o abandonado la materia y se encuentran cursando materias de los últimos años y tienen superposición de horarios b-     Alumnos reticentes a repetir la experiencia en la modalidad presencial. El curso presenta material innovador, novedoso, estructurado de una forma diferente de manera de generar interés y motivación en el aprendizaje de  la materia rescatando a aquellos alumnos que son reticentes a repetir la experiencia de la cursada en modalidad presencial  (consideran que conocen o saben la materia) Siendo plenamente concientes que el acceso a la información no es lo mismo que el acceso al conocimiento, hemos basado nuestro curso en dos pilares fundamentales el material didáctico de manera de que el alumno sea realmente el protagonista del proceso de enseñanza y aprendizaje, y la función del tutor facilitador del conocimiento. En un recorrido transversal de manera de entrelazar ambos pilares el aprendizaje colaborativo fortalece nuestra propuesta. Las actividades fueron diseñadas aplicando diferentes metodologías, todas enmarcadas en estrategias socio-constructivistas. Se incluyeron variadas herramientas pedagógicas como la indagación guiada, el estudio de casos y la utilización de disparadores basados en dispositivos y problemáticas de interés ingenieril. Estos materiales fueron concebidos con abundantes imágenes, iconografía, gráficos, fotografías digitales de experimentación en el laboratorio, incluyendo, en algunas unidades temáticas, películas interactivas y animaciones. Las actividades son acompañados por un fuerte seguimiento tutorial personalizado, con un tutor por cada grupo de seis a diez alumnos. La corrección de las actividades tiene como eje central apoyar al alumno en el proceso de aprendizaje. Hemos hecho énfasis en el aprendizaje colaborativo (Computer-Supported Collaborative Learning) ya que este busca propiciar espacios en los cuales se dé el desarrollo de habilidades individuales y grupales a partir de la discusión entre los estudiantes al momento de explorar nuevos conceptos. Podría definirse como un conjunto de métodos de instrucción y entrenamiento apoyados con tecnología así como estrategias para propiciar el desarrollo de habilidades mixtas (aprendizaje y desarrollo personal y social) donde cada miembro del grupo es responsable tanto de su aprendizaje como del de los restantes del grupo. El curso se implementa sobre la plataforma educativa Moodle, haciendo hincapié en los instrumentos de trabajo colaborativo y utilizando variadas herramientas, como los recursos de comunicación asincrónica (foros de discusión y correo electrónico), comunicación sincrónica (mensajería instantánea y chat internos), y el editor de texto colaborativo (WIKI), para el trabajo en grupos. El rediseño de los contenidos, basado en la investigación, estudio y reflexión sobre la estrategia pedagógica utilizada, motivó también, en la implementación bimodal, nuevas iniciativas en el dictado presencial del curso, logrando una retroalimentación positiva entre las dos modalidades. Podemos concluir de esta experiencia que los alumnos que aprobaron el curso no solo aprendieron contenidos curriculares de química expresados a través de la resolución concreta de situaciones problemáticas y casos sino que desarrollaron competencias individuales y participativas, especialmente en lo que se refiere al trabajo colaborativo.                Podemos agregar que la experiencia realizada fue sumamente estimulante tanto para alumnos como docentes involucrados en la misma remarcando la participación, investigación, discusión, compromiso y trabajo colaborativo durante el desarrollo del curso, de allí que nos preguntamos: Química a distancia… ¿A distancia de la química? Para nosotros ciertamente la respuesta es no.     [1] Sandholtz, J., Ringstaff, C., y Dwyer, D. (1997): Teaching with Technology. Teachers College Press, Nueva York. [2] Newby, T., Stepich, D., Lehman, J., y Russel, J. (2000): Instructional technology for teaching and learning. Upper Saddle River, Merrill/Prentice hall, Nueva Jersey. [3]Coll, C. (2004, 2005) Psicología de la Educación y prácticas educativas mediadas por las tecnologías de la información y la comunicación: Una mirada constructivista. Sinéctica No. 25, Sección Separata, 1-24. México.  
rds']