INGEIS   05370
INSTITUTO DE GEOCRONOLOGIA Y GEOLOGIA ISOTOPICA
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Modelo magnetotelúrico en la Sierra de Ambargasta-Sumampa y la Llanura Chacopampeana: conexión de la traza del límite tectónico entre el Cratón del Río de La Plata y el terreno Pampia
Autor/es:
V. PERI; H. BARCELONA
Lugar:
San Juan
Reunión:
Congreso; XXVII Reunión Científica de la Asociación Argentina de Geofísicos y Geodestas; 2014
Institución organizadora:
Asociación Argentina de Geofísicos y Geodestas
Resumen:
La Plataforma Sudamericana constituyó parte del Gondwana Occidental, un collage de cratones de diferentes edades que fueron acretados durante el Neoproterozoico tardío a Cámbrico (s.l.), principalmente. Por su parte, el Lineamiento Transbrasiliano (Figura 1) constituye una zona de cizalla a escala continental que atraviesa la Plataforma Sudamericana en dirección NNE-SSO. En Argentina, tiene su expresión más austral en el límite tectónico entre el Cratón del Río de La Plata y el terreno Pampia (Ramos et al., 2010), casi totalmente inferido (Figura 1). Para mejorar el conocimiento de la traza de este límite tectónico y unir datos geofísicos existentes, se realizó la medición de 11 sitios magnetotelúricos con instrumentos de largo período, que conformaron un perfil en dirección O-E (29°30 S 61º-65 O). De esta forma, se pudo establecer una caracterización eléctrica a escala de corteza y manto superior a través de la Sierra de Ambargasta-Sumampa y la Llanura Chacopampeana (Figura 1). La corteza media a superior, 40 kilómetros hacia el este de la Sierra de Ambargasta-Sumampa, muestra una discontinuidad conductiva (500-2,000 Ω m) de 20 kilómetros de ancho (Figura 2) que separa dos bloques altamente resistivos, el Cratón Río de La Plata (6,000-20,000 Ω m), hacia el este, y el terreno Pampia (5,000-20,000 Ω m), hacia el oeste. Esta discontinuidad conductiva junto a otro sector más conductivo debajo de la sierra fueron correlacionados con el sistema transpresivo dextral de dirección NE-SO evidenciado por cinturones miloníticos (Miró y Saap, 2001; von Gosen y Prozzi, 2010) expuestos en las Sierras Pampeanas Orientales. La discontinuidad entre los cratones puede indicar deformación profunda de la corteza y revelar la localización de la paleo-sutura, que reflejaría valores más conductivos asociados probablemente a la presencia de grafito. Aunque no existen evidencias geológicas en este área, los resultados obtenidos son respaldados por datos gravimétricos (Raméy Miró, 2011) que definen la misma discontinuidad cortical entre los cratones, hacia el este de la Sierra de Ambargasta-Sumampa (Figura 1). Asimismo, la profundidad del Moho fue identificada por un alto contraste eléctrico entre la corteza altamente resistiva y el manto superior más conductivo (Figura 2). La corteza alcanza 40 km de espesor, hacia el oeste, y 35 km de espesor, hacia el este. Estos valores son consistentes con los datos de sismicidad relevados hacia el sur de esta zona (Perarnau et al., 2012). El manto superior muestra una estructura más resistiva debajo del Cratón Río de La Plata (Figura 2) que pudo haber sido originado por delaminación estacionaria, observada comúnmente en regiones que permanecen estables por un largo período de tiempo. Un rasgo conductivo inmediatamente al oeste del cratón (Figura 2) puede indicar la presencia de litósfera hidratada que debilitaría la corteza inferior eclogitizada y la desprende hacia la astenósfera. Aunque los procesos que ocurren a profundidad del manto son todavía discutidos, se considera posible la presencia de minerales del manto hidratados así como de peridotitas de grano fino, típicas de zonas miloníticas, siendo ambos rasgos favorables a aumentar la conductividad. Los nuevos datos magnetotelúricos fueron obtenidos en una posición clave para unificar la escasa información geofísica existente (Figura 1) hacia el norte, en las Lomadas de Otumpa (27ºS) (Peri et al., 2013) y hacia el sur, en las Sierras de Córdoba (31º-32ºS) (Orozco et al., 2013), así como, para mejorar la traza del límite tectónico inferido entre el Cratón Río de La Plata y el terreno Pampia (Figura 2). El margen oriental de la Sierra de Ambargasta-Sumampa puede ser parte de la expresión austral del lineamiento Transbrasiliano, que se asocia al área más conductiva entre ambos cratones y por lo tanto, a la paleo-sutura Neoproterozoica-Cámbrica. Sin embargo, la geometría de esta discontinuidad no es muy clara en este modelo para sugerir una paleo-subducción hacia el oeste o hacia el este. Asimismo, estos resultados vinculan discontinuidades corticales con estructuras más superficiales, activas y con sismicidad recurrente.
rds']