INGEIS   05370
INSTITUTO DE GEOCRONOLOGIA Y GEOLOGIA ISOTOPICA
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Nuevo Sitio de Interés Geológico: las Microbialitas de la Formación Carinao, Sierra de Tecka, Chubut
Autor/es:
CABALERI, NORA GRACIELA; BENAVENTE, CECILIA ANDREA; BECHIS, FLORENCIA; CAGNONI, MARIANA; OSTERA, HÉCTOR; UBALDÓN, MARÍA CECILIA; COZZI, GUILLERMO
Lugar:
San Martín de Los Andes
Reunión:
Simposio; I Simposio Argentino de Patrimonio Geologico, Geoparques y Geoturismo III Encuentro Latinoamericano de Geoparques; 2013
Resumen:
Los depósitos de tufas lacustres, fluviales y palustres son escasos en el pre-Cuaternario, existiendo pocos casos antiguos en el mundo. En esta contribución se describen los depósitos de tufas lacustres y fluviales de la Formación Carinao (Oligoceno-Mioceno), en el sitio Estancia La Pilila. La unidad aflora en gran extensión en el flanco oriental y occidental de la Sierra de Tecka, Chubut y se analiza como sitio geológicamente relevante. Los depósitos constituyen uno de los afloramientos más importantes a nivel mundial por su potencia (5 m), continuidad lateral y distribución areal. La Formación Carinao fue afectada por una deformación compresiva asociada al levantamiento de la sierra de Tecka durante el Neógeno. El efecto combinado del plegamiento y la erosión produjo la exposición de los niveles carbonáticos, generando afloramientos espectaculares en algunos sectores de la sierra. En particular, en el sitio "Estancia La Pilila" forma mantos con suave inclinación hacia el este, bordeando el flanco oriental de la sierra. Las microbialitas de hábito colonial se formaron por precipitación química de CaCO3 biológicamente inducida por algas, bacterias y cianobacterias. Estas bioconstrucciones albergan una alta paleobiodiversidad y permiten reconstruir las condiciones químicas, físicas y biológicas de los sistemas desde un punto de vista paleoecológico y paleoambiental. En particular, el sitio presenta tufas bioconstruídas con gran variedad morfológica como: a) estructuras columnares de hasta 2.5 m de longitud, con niveles radiales y ramosos. La microfábrica es laminada (1mm), con alternancia de láminas irregulares de micrita grumosa homogénea con algas de hábito filamentoso y láminas radiales de micrita peloidal, con filamentos de esparita cubiertos por micrita adjudicados a la cianobacteria Rivularia sp. Estas estructuras se interpretan como boundstones desarrollados a partir de macrofitas lo que está vinculado con el incremento del volumen de agua en el cuerpo lacustre. Las comunidades se desarrollaron en un medio de aguas estancas a moderadamente agitadas. b) cuerpos individuales y amalgamados de gran desarrollo areal, entre 0,75 y 5 m de potencia. La microestructura es radial hemiesferoidal con filamentos de cianobacterias micritizados, de afinidad Rivularia sp. Los filamentos forman colonias hemisféricas. La bioturbación es intensa. Estos cuerpos se formaron en lagos muy someros con presencia de macrofitas y cianobacterias y ausencia de material detrítico. Constituyen la finalización de las condiciones estables de crecimiento microbiano, interrumpido por el aporte fluvial. Las tufas fluviales forman sucesiones de 3.48 m de espesor con niveles de estromatolitos caracterizados por una alternancia de láminas oscuras de micrita y claras de composición esparítica, intercalados con grainstones y packstones. Se originaron en aguas surgentes, que fluyeron bajo un gradiente de escasa pendiente, en ambientes mal drenados, asociados a depósitos lacustres y canales fluviales. Los valores isotópicos δ13C y δ18O de estos carbonatos corresponden a un sistema lacustre con aportes tanto de aguas subterráneas como superficiales. Las aguas subterráneas, de composición bicarbonatada, serían portadoras de CO2 de origen magmático (δ13C -6.0?), mientras que las aguas superficiales, tendrían CO2 disuelto proveniente de los suelos, con valores de carbono negativos (δ13C~ -27.0?). La señal isotópica δ13C V-PDB registrada en los carbonatos analizados (-4.6? a -1.2?, Gráfico) evidencia que la precipitación estuvo controlada por procesos inorgánicos acompañados por una importante actividad biológica. La actividad fotosintética de algas y cianobacterias removió el 12CO2 del agua, dejando al carbono inorgánico disuelto enriquecido en 13C. El rango de valores δ18O V-PDB de los carbonatos (-7.2? a -10.0?) indica que las aguas subterráneas se enfriaron durante el ascenso y se mezclaron con aguas de origen meteórico. La ausencia de covarianza entre los valores isotópicos δ13C-δ18O demuestra que la cuenca era hidrológicamente abierta. El sistema fluvial-palustre-lacustre carbonático de la Sierra de Tecka es único en su extensión y calidad de afloramientos. La preservación de los sitios más representativos que lo componen provee la oportunidad de conocer y conservar un sistema único para el Cenozoico de Sudamérica.
rds']