INGEIS   05370
INSTITUTO DE GEOCRONOLOGIA Y GEOLOGIA ISOTOPICA
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Los humedales jurásicos de la Formación la Matilde (Grupo Bahía Laura), Gran Bajo de San Julián,
Autor/es:
CABALERI, NORA G.; MONFERRÁN, MATEO; KOUKHARSKY, MAGDALENA; GALLEGO, OSCAR F.; VOLKHEIMER, WOLFGANG
Lugar:
Salta
Reunión:
Congreso; XIII Reunión Argentina de Sedimentología; 2012
Institución organizadora:
Asociación Argentina de Sedimentología
Resumen:
El objetivo de este trabajo es caracterizar los humedales jurásicos de la Formación La Matilde, en las proximidades de la Laguna del Carbón, como indicadores de una estratigrafía relacionada con eventos paleoclimáticos y paleoambientales a través de su interpretación litológica y paleobiológica. La Formación la Matilde representa la secuencia sedimentaria lacustre y fluvial del Grupo Bahlia Laura, que se reconoce en el Gran Bajo de San Julián. Los humedales fueron registrados en el Margen Oeste de la Laguna del Carbón (MOLC), en la Mina de Gobierno (MG) y en la Mina de Pareja (MP). Las secuencias están constituidas por niveles de lutitas y tufitas limosas con materia orgánica, intercaladas con niveles de tufitas arenosas, tobas y paleosuelos (Mazzoni et al. 1981). En MP los niveles son de limo volcánico con  microtextura formada por una matriz (40%) de un agregado felsítico débilmente birrefringente de polvo volcánico en la que se distinguen fantasmas de trizas. Está estratificada y se diferencia laminación. Las láminas claras (35 y 40 µm) son de trizas con escasas impurezas y las oscuras (200 µm), son de material más fino y con mayor concentración de minerales opacos, fibrosos e irregulares. Los componentes son: trizas (40%) de formas cuspadas poco seleccionadas,  tabiques (8%) y fragmentos pumíceos (1%). Los cristaloclastos son cuarzo (2%). Los opacos son filamentos irregulares de hasta 50 µm de longitud, que se disponen  preferentemente paralelos a la estratificación y son abundantes (8%) en las láminas oscuras donde predomina la materia orgánica. Los intraclastos (1%) son fragmentos de matriz oscura con núcleo más claro. La recristalización es de sílice en pequeñas venas y también como relleno en superficies ondulosas. Los canales de bioturbación están rellenos por la matriz. Interpretación: la laminación y los intraclastos indican re-depositación de material piroclástico en un medio de baja energía y la presencia de canales de bioturbación señalan la existencia de aguas someras ricas en detrito orgánico y aptas para a la vida bentónica. En los humedales del MOLC la secuencia está representada por espesos niveles de limo volcánico con abundante materia orgánica y tobas de caída. La  matriz (55%) es de color castaño oscuro y presenta estratificación difusa acentuada por la disposición de trizas con textura felsíticas, cristaloclastos y opacos.  Las láminas más oscuras miden  60 µm, presentan mayor proporción de polvo volcánico y presencia de óxidos de hierro (goethita). Mientras que las de color menos intenso miden hasta 350 µm y son frecuentes las trizas (30%) de paredes finas, cuspadas, tubulares orientadas, de paredes gruesas con mayor atrición y pumíceos. Los  cristaloclastos de cuarzo son escasos (< 1 %) y están homogéneamente distribuidos en la matriz. Los  minerales opacos son filamentos irregulares de hasta 100 µm de longitud, dispuestos en forma concordante con la laminación y son predominantes (10%) en las láminas más oscuras. Los bioclastos (4%) son fragmentos vegetales. La recristalización es de sílice en venas y concentraciones de minerales de color castaño claro probables arcillas. Los canales de bioturbación están rellenos por la matriz y hay marcas de huevos de insectos. Hay tobas con lapilli acrecional cuyo alto grado de preservación sugiere una depositación directa desde la nube de cenizas. Interpretación: la laminación difusa, la común atrición de las trizas indican re-movilización del material piroclástico con re-depositación en un ambiente subácueo somero y cercano a la costa, que fue el sustrato de organismos cavadores. Los sustratos de las secuencias de humedales fueron aptos para el desarrollo de la vida vegetal, grandes bosques (MG y MP). Asimismo, en estas secuencias de humedal se formaron encharcamientos (MOLC) los que no fueron aptos para la vida arborescente y estuvieron colonizados por conchostracos. Paleoambiente y paleoclima: en las localidades  MG, MOLC y MP.  Las asociaciones de facies sedimentarias son características de humedales desarrollados en las zonas marginales de la cuenca lacustre, donde se desarrollaron charcas y zonas anegadas vinculadas con un clima cálido y húmedo con estación seca de características “hiper-tropicales” (Rabassa, 2010). Estas áreas fueron ocupadas por conchostracos y tricópteros. La  materia orgánica probablemente fue aportada por Equisetales, Osmundales  y/o Coniferales, Araucariaceae y Podocarpaceae. En el paleolago la presencia de caída de material piroclásticos ha provocado el estrés ambiental afectando a la flora y fauna.
rds']