30/06/2017 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
Investigador del CONICET galardonado con el Premio “Bernard Coqblin”
Julián Sereni, premiado por sus contribuciones en el estudio de la materia en su estado sólido, es referente a nivel mundial de la investigación sobre un elemento llamado “cerio”.
Julián Sereni. Foto: Laura García Oviedo - Prensa Instituto Balseiro.

El doctor en Física, Julián Sereni es investigador superior jubilado del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), y uno de los físicos referentes a nivel mundial de las propiedades magnéticas a bajas temperaturas de un elemento de la tabla periódica muy utilizado en la vida cotidiana, por ejemplo para generar la chispa en los encendedores: el cerio. Actualmente se desempeña en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

Sereni viajará en días a Praga, República Checa, donde recibirá el premio y a la vez inaugurará con una charla la Conferencia Internacional de “Sistemas de Electrones Fuertemente Correlacionados” (SCES, por sus siglas en inglés).

“No cabe duda que este reconocimiento es una gran satisfacción para mí, no sólo por la valoración del trabajo realizado sino también porque quienes me propusieron son los que siempre me apoyaron desde el exterior para hacerlo posible”, comentó Julián Sereni ante la consulta de la valoración de esta noticia. Asimismo, el doctor en Física, destacó que no es menor el hecho de que este premio fue instituido en honor al fallecido físico Bernard Coqblin quién, además de ser un eminente científico francés, es recordado por “haber tenido siempre tiempo para los demás”.

El comité de premiación del congreso SCES 2017 destacó en su anuncio público que Sereni fue elegido por su “contribución decisiva y duradera al establecimiento de la investigación experimental en Argentina”. Durante más de 40 años, el trabajo del físico egresado del Instituto Balseiro se centró en dar una visión lo más general posible de la fenomenología de estos sistemas de electrones fuertemente correlacionados.

Más allá del galardón, Sereni destaca que: “Una propiedad no científica del cerio, pero que merece ser mencionada, es que fue el mejor catalizador para transformar a muchísimos colegas y alumnos en amigos”.