26/09/2014 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
Conocer para decidir
Investigadores, empresarios y tomadores de decisión se dieron cita durante dos días en Rosario para hacer ciencia juntos.
Instructores y participantes en Biolíderes 2014. Foto: CONICET Fotografía.

Conocer a partir de la experiencia práctica. Ese fue el eje central del 2° Taller de Biotecnología para Líderes que se llevó a cabo el 19 y 20 de septiembre en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR, CONICET-UNR). El objetivo fue explicar a los asistentes, a través de las charlas y los trabajos de laboratorio, qué importancia tiene la biotecnología y su impacto no sólo a nivel científico sino también en la vida cotidiana.

Para ello se analizaron las tecnologías implementadas, por ejemplo, en la generación de cultivos más resistentes, frutos con mejor sabor o el uso de bacterias para la producción de biocombustibles y bioplásticos.

Según los organizadores, el objetivo del Taller fue ayudar “a cubrir el vacío en la formación de la clase dirigente del país y reforzar los vínculos del Instituto con la sociedad a partir del compromiso con la educación y la ciencia desde el sector público”.

El Ing. Santiago Sacerdote, vice presidente de Asuntos Tecnológicos del CONICET, participó del encuentro. Al respecto, comentó que la experiencia “fue una muy buena traducción de algunos aspectos complejos del mundo científico, con un fuerte compromiso del instituto y los grupos de investigación para difundir sus trabajos y el impacto”, dijo.

Científicos y profesionales del IBR explicaron a los nueve asistentes las bases teóricas y prácticas de la experiencia, que consistieron en aislar moléculas de ADN de bacterias, seleccionar y cortar fragmentos específicos, generar múltiples copias y, posteriormente, insertar esos genes en otros organismos a través de transportadores específicos.

“Creemos que es nuestra obligación transmitir información y conocimiento a toda la sociedad, y este Taller forma justamente parte de esa iniciativa para llegar a diferentes actores. Es una actividad de formación no convencional, diferente, que esperamos poder seguir ampliando en el tiempo para que cada vez llegue a más personas”, agregó el Dr. Alejandro Vila, director del IBR e investigador superior del CONICET.