22/11/2017 | EMPRESA DE BASE TECNOLÓGICA
Bio.r impulsa una EBT que desarrollará Kits de detección de HPV
A partir de que el proyecto de los investigadores del CONICET Diego Chouhy y Adriana Giri recibirá un financiamiento público y privado por un total de $9.000.000.
Diego Chouhy (izq.), Elisa Bolatti, y Adriana Giri. Crédito: CCT CONICET Rosario.

El proyecto del Doctor Diego Chouhy, del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR, CONICET-UNR), ganó un concurso de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCYT) para recibir financiamiento público, por parte del Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC), que fue posible a partir del apalancamiento privado fruto de la inversión de la empresa SEGSER S.A, miembro del Grupo Asegurador La Segunda.

Los fondos son destinados al desarrollo de una empresa de base tecnológica que se encargará de la creación y producción de Kits para el diagnóstico molecular en las áreas de infectología y enfermedades genéticas utilizando formatos de detección innovadores.

Diego Chouhy desde hace más de 15 años lleva adelante, en el Laboratorio de Virología Humana, que está dirigido por la doctora Adriana Giri, estudios sobre virus de Papiloma Virus Humano (HPV), causante del cáncer de cuello de útero y a partir del trabajo en conjunto con la Aceleradora de Proyectos Biotecnológicos del CONICET Bio.r, los avances de su investigación podrán volcarse a esta nueva empresa de base tecnológica que desarrollará Kits de detección molecular de HPV.

El director del CONICET Rosario, Roberto Rivarola, al respecto de la nueva empresa de base tecnológica, señala “Apoyamos fuertemente esta iniciativa innovadora, así como también la posibilidad del desarrollo de otras ofertas en lo que hace a productos biotecnológicos. Estamos frente a un claro emprendimiento de avanzada destinado al sector socioproductivo, que tiene la particularidad de tener una alta y muy importante incidencia en la salud de las personas”.

Reimpulsar la ciencia

En el año 2015, el equipo de Bio.r realizó una primera pre-selección de ideas proyecto de base biotecnológica entre los investigadores del IBR y, de los 15 proyectos presentados, se seleccionaron 6 que se encontraban en estadios avanzados. A partir de ese momento, CONICET a través de Bio.r asistió a los grupos de investigación a lo largo de un año para desarrollar la estrategia comercial asociada a sus proyectos, formular los planes de negocio y armar los pitch de venta para ser presentado ante La Segunda, que decidió aportar U$D 200.000 a la propuesta de Diego Chouhy. Parte de Este monto fue la contraparte para aplicar a una herramienta del FONARSEC (EMPRETECNO) con la cual se obtuvo el aporte de $5.630.000 por parte del Estado.

Por su parte, el Director Ejecutivo del Grupo Asegurador La Segunda, Alberto Grimaldi afirmó: “Las motivaciones principales que nos han llevado a este acuerdo se relacionan, principalmente, con que el Grupo Asegurador La Segunda es una organización cuyo espíritu y valores se alinean con el modelo propuesto por el Movimiento Cooperativo Internacional y, en este sentido, el séptimo principio del Cooperativismo, el Compromiso con la Comunidad, nos guía en nuestros vínculos con diversas entidades y organizaciones que trabajan por y para la comunidad”.

Estudios sobre el virus

El método diseñado por Chouhy, junto a Adriana Giri, investigadora independiente del CONICET, puede identificar las catorce cepas del virus que son capaces de causar cáncer cervical.

El kit, compuesto por una microplaca y una serie de reactivos, detecta la presencia del virus a partir de la identificación de su ADN en la muestra de la paciente, la cual se toma a través del  cepillado endocervical, del mismo modo que para el Papanicolaou. Luego esa muestra se somete a procesos de purificación de ADN y amplificación y luego por colorimetría se determina si contiene material genético del HPV.

“El análisis molecular busca identificar el ADN de alguno de trece o catorce tipos de HPV que están particularmente asociados con el cáncer cervical, porque si se encuentra el virus, se puede prevenir el cáncer cervical” contó Chouhy”.

“Primero el test de HPV y después el pap” indica el investigador y explica “La tendencia a nivel nacional y mundial es buscar primero el virus y en caso de obtener resultados positivos, luego hacer un Papanicolaou. Este nuevo algoritmo en la prevención del cáncer cervical se está aplicando en nuestro país desde del año 2011 a través del Programa Nacional de Prevención de Cáncer Cervicouterino (PNPCC) que utiliza métodos moleculares de captura hibrida”. En este sentido, se encuentran en curso los estudios comparativos entre la nueva metodología desarrollada por los investigadores con dichos métodos comerciales, que son  importados y de comprobada utilidad clínica en la prevención del cáncer cervical.

“Esperamos aportar a nuestro país una metodología desarrollada en nuestra región y que brinde resultados clínicamente válidos” acentúa Chouhy.

Un virus muy común

“Los HPV de alto riesgo se encuentran entre los virus de transmisión sexual más frecuentes y prácticamente el 70 u 80 % de las mujeres y hombres vamos a tener en algún momento de nuestras vidas esta infección. Eso no quiere decir que el 70 u 80 % de las mujeres van a tener o tuvieron cáncer cervical. En la mayoría de los casos cuando está el virus, este realiza su ciclo viral y el sistema inmune lo elimina y muchas veces ni siquiera la persona se da cuenta de esa infección”, cuenta Chouhy.

En cuanto a las lesiones, los científicos explican que cuando aparecen, suelen ser  de bajo grado, que en su mayoría se curan espontáneamente, pero si luego de algunos años esa lesión se agrava y se convierte en una de alto grado es necesario que esa mujer sea tratada, porque esas lesiones son las precursoras del cáncer cervical invasor y tienen muy poco porcentaje de regresión natural.

Nuevos desarrollos

A partir del impulso que significó la obtención del subsidio EMPRETECNO, los doctores Chouhy y Giri esperan  que la empresa en formación pueda ser líder en el desarrollo y producción de Kits para el diagnóstico molecular en las áreas de infectología y enfermedades genéticas utilizando formatos de detección innovadores. La experiencia del grupo emprendedor en el desarrollo de métodos de diagnóstico molecular, gestión de calidad, gestión empresarial y conexiones con laboratorios de diagnóstico clínico, son los cimientos y modelarán la visión estratégica de la futura empresa de base tecnológica.

 

Prensa Centro Científico Tecnológico (CCT) CONICET Rosario